Bruselas aplaza la decisión sobre la OPA de Gas Natural al 15 de noviembre y la CNE discute la suya

La Comisión Europea ha decidido aplazar una semana más, hasta el 15 de noviembre, la decisión sobre si asume el examen la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de Gas Natural sobre Endesa o lo deja en manos de las autoridades españolas, según informaron a Europa Press fuentes del Ejecutivo comunitario. El motivo es la cantidad de información que ambas empresas españolas le han enviado durante el fin de semana. Mientras, en España, la Comisión Nacional de la Energía se reúne hoy y mañana para resolver parte de los expedientes sobre la operación.

La CNE resolverá mañana el expediente correspondiente a la denominada función 14, que es vinculante y vigila los efectos de la posible fusión de Gas Natural y Endesa sobre el sector.

También se pronunciará, por acumulación de expedientes, sobre la decisión de Gas Natural, oficializada el pasado 30 de septiembre, de segregar jurídicamente las actividades de distribución y transporte secundario de Gas Natural en favor de sus filiales Gas Natural Distribución y Gas Natural Transporte, con efectos legales operativos y contables a partir del 1 de octubre. Endesa había solicitado a la CNE la suspensión de dicha autorización al considerar que una separación de actividades reguladas requería autorizaciones administrativas previas y que todo ello tenía una incidencia en el procedimiento sobre la OPA que está siguiendo.

Nueva prórroga para Bruselas

La decisión debería adoptarse en la reunión del colegio de comisarios del miércoles 9 de noviembre. Sin embargo, las dos empresas han enviado nuevos datos a Bruselas durante el fin de semana, el sábado y el domingo a última hora de la noche, lo que obliga al Ejecutivo comunitario a pedir una nueva prórroga para analizar la información adicional.

De manera provisional, la discusión sobre la OPA se ha incluido en la agenda de la reunión de la Comisión del próximo 15 de noviembre en Estrasburgo. El Ejecutivo comunitario lleva ya dos meses analizando las cuentas de ambas empresas para determinar si la operación tiene carácter comunitario y, por tanto, debe ser analizado por las autoridades de competencia europeas.

Para ello, al menos una de las empresas que participan en la operación debe realizar menos de dos tercios de la actividad en su país. Endesa defiende el carácter comunitario de la OPA, y ha presentado unas cuentas bajo las nuevas Normas Internacionales de Contabilidad, en las que figura que menos del 66% de su volumen de negocios se realiza en España, algo que rechaza Gas Natural, ya que las cuentas auditadas de 2004 muestran que la eléctrica logró en España un 80% de sus ingresos totales.