EDITORIAL

Eficacia tributaria

En un momento en el que España debate una mayor descentralización tributaria, conviene mirar con detenimiento lo que está ocurriendo en Alemania. El Estado germano y los länder debaten desde hace años cómo coordinar mejor sus respectivas agencias tributarias, dadas las graves disfunciones detectadas en un sistema absolutamente desmembrado en el que las respectivas haciendas regionales utilizan datos heterogéneos y hablan con lenguajes informáticos diferentes.

Dar más autonomía tributaria a las comunidades autónomas es absolutamente necesario porque la cesión progresiva de transferencias ha de verse acompañada por un mayor poder (y responsabilidad) fiscal de las regiones. Pero en el proceso debe extremarse el cuidado por mantener una homogeneidad de criterios que impida daños a uno de los departamentos más eficaces de la Administración pública española.