I+D

Europa pierde mucho terreno frente a EE UU en desarrollo molecular

Desde 1998, el número de nuevas moléculas introducidas en el mercado por las compañías farmacéuticas europeas en el entorno comunitario ha decrecido alrededor del 30%, mientras las de Estados Unidos las han incrementado en un 48%. Según señaló en el primer Foro Europeo de Política Farmacéutica Belén Garijo, directora general de Sanofi-Aventis en España, estos datos ponen de manifiesto la pérdida de competitividad en I+D sufrida por la industria farmacéutica europea en los últimos años. Estas cifras, a su juicio, revelan la dificultad que el Viejo Continente tendrá para llegar a los objetivos en investigación marcados en las Agendas de Lisboa y Barcelona para 2010 que pretenden conseguir que el Viejo Continente se convierta en la referencia mundial en la economía basada en el conocimiento y en dedicar el 3% del PIB comunitario a la I+D.

Una de las deficiencias estructurales a las que se enfrenta Europa actualmente es, según Garijo, que no se ha fomentado suficientemente la colaboración entre los países europeos, lo que aboca a 'un entorno de investigación enormemente fragmentado'. Asimismo, destacó que el gasto en I+D europeo es bastante inferior al estadounidense. En concreto, los datos de la patronal europea Efpia muestran que la inversión en el Viejo Continente en 2004 fue de 21.500 millones de euros, mientras que la de Estados Unidos superó los 27.000 millones de euros.

En esta línea, Joan Trullén, secretario general de Industria, subrayó que el 70% de las ventas mundiales de nuevos medicamentos se ha generado sobre una investigaciones estadounidenses, mientras que sólo un 18% lo ha hecho sobre europeas. Es decir, que 'Europa se está rezagando en su capacidad innovadora'.