_
_
_
_
Baleares

Matas crea un tributo dos años después de quitar la ecotasa

El Gobierno balear ha anunciado la creación de un nuevo impuesto que gravará el alquiler de coches (cinco euros por coche y día) que justifica en que ayudará a acabar con la competencia desleal en el sector y cuyos ingresos se destinarán a financiar la sanidad. Esta figura impositiva nace justo dos años después de que el presidente Jaume Matas decidiera eliminar la ecotasa (un euro por pernoctación en los hoteles) puesta en marcha por el anterior equipo de Gobierno socialista y muy criticada por el PP.

El Govern ha anunciado su nueva fórmula para financiar una pequeña parte del déficit sanitario: un impuesto que pagarán los usuarios de los vehículos de alquiler y que supondrá unos 12,5 millones de euros adicionales a las arcas autonómicas. El objetivo 'principal' del tributo es desincentivar la actividad de aquellas empresas del sector que practican una 'competencia desleal', obteniendo grandes beneficios con la exportación de coches y bajando las tarifas de arrendamiento por debajo del coste.

Así lo ha anunciado el consejero de Economía, Hacienda e Innovación, Lluís Ramis d'Ayreflor, quien recordó que Baleares será la primera comunidad que aplicará un impuesto de estas características, 'que ha sido consensuado con el sector para reflotarlo de la crisis por la que está atravesando'.

El Govern también creará un registro de vehículos de alquiler, que obligará a efectuar un pago para darlos de alta, de 70 euros en el caso de coches y 15 para motocicletas, y otro desembolso para darlos de baja, 50 euros en los coches y 10 en las motos. Según la Consellería, esta iniciativa supondrá unos ingresos de 1,5 millones de euros anuales, que en este caso no serán gastados en sanidad. Con este censo se pretende conocer el número exacto de vehículos de alquiler y dificultar la exportación de coches.

La medida ha sido criticada por la oposición y algunas organizaciones empresariales, si bien la Asociación Empresarial de Vehículos de Baleares está de acuerdo en la iniciativa. Por su parte, la Patronal Balear de Alquiler de Vehículos calificó el nuevo impuesto como 'una locura' para su actividad.

En medios políticos las críticas se han centrado en recordar a Matas el beligerante discurso que empleó contra el PSOE en la campaña electoral por la implantación en 2002 de la ecotasa que gravaba con un euro las pernoctaciones en hoteles y cuya recaudación (80 millones de euros en año y medio), preveía destinar a inversiones medioambientales. En octubre de 2003 se derogó.

La picaresca de los alquileres para exportar coches

El presidente de la Asociación Empresarial de Vehículos de Alquiler de Baleares (Aevab), Ramón Reus, que asistió junto al consejero Ramis a la rueda de prensa de presentación del nuevo impuesto, destacó que desde hace 10 años se han instalado en Baleares diversas empresas de alquiler que compran coches, exentos del impuesto de matriculación y con deducciones por IVA, para darlos de baja al día siguiente y exportarlos a continuación. Con esta práctica, según precisó, y gracias a las cuantiosas plusvalías que obtienen, pueden ofrecer tarifas de alquiler por debajo del precio de coste, con promociones de hasta 15 euros diarios.Reus aseguró que en Baleares sobran entre 15.000 y 20.000 vehículos de alquiler, que se corresponden con las grandes ofertas lanzadas por estas empresas. Fuentes oficiales aseguran desconocer cuántos vehículos de alquiler circulan en Baleares, aunque algunos cálculos hablan de unos 65.000.Por otra parte, Reus criticó que esta estrategia comercial sólo se haya desarrollado en esta comunidad autónoma. 'Palma ha sido la única ciudad donde las autoridades han permitido a estas empresas instalarse en terrenos rústicos, infringiendo la ley', dijo.'Sabemos que el impuesto no será popular', aseguró, al tiempo que lo calificó de 'necesario', manifestando que en caso de no 'hacer nada', en dos años las 300 empresas del sector habrían quedado reducidas a la mitad. 'No queremos que estas compañías desaparezcan, pero sí que los precios sean razonables', añadió.Finalmente, manifestó que aún no es posible calcular la repercusión del impuesto sobre las tarifas. Sin embargo, recordó que 'teniendo en cuenta los precios actuales, ésta no será excesiva'.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_