Alimentación

Leche Pascual vende su experiencia al mercado chino

El grupo Leche Pascual se adentra en China. De momento, no venderá leche ni productos, lo que hará será enseñar a uno de los principales fabricantes de lácteos en China, Mengniu Dairy Company, todo su conocimiento del sector

Tomás Pascual, presidente y propietario del líder lácteo nacional, lo dice claro y alto: el grupo Leche Pascual no está en venta, aunque pretendientes no le faltan. La próxima semana, en concreto el día 2 de noviembre, el empresario burgalés recibirá la visita del presidente de Mengniu Dairy Company, segundo productor lácteo chino, Niu Gensheng, que llega con la intención de hacer a Pascual una tentadora oferta de compra sobre la empresa. 'El cheque es en blanco, lo que yo quiera, pero la empresa no está en venta', afirmó ayer Tomás Pascual, al finalizar un almuerzo en el 8 Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se clausura hoy en Tenerife.

A pesar de que tiene intención de rechazar la oferta del comprador chino, Pascual aseguró que firmará un acuerdo de colaboración para venderle su know how, sobre todo en el sector de los yogures y productos lácteos de larga duración, algo que en el país asiático 'no tienen muy desarrollado'.

Fábricas

Mengniu Dairy Company es el segundo fabricante lácteo, después de Yili, que cuenta con seis fábricas en China y con cinco millones de envases anuales en circulación frente a los 1.200 millones de envases del Grupo Pascual.

Niu Gensheng tiene la intención de retirarse próximamente, por lo que la compañía china, que cotiza en el mercado de Hong Kong, está llevando a cabo una exhaustiva búsqueda de un nuevo consejero delegado, con el fin de que tome las riendas de la compañía a comienzos del próximo año.

Sobre la posibilidad de abrir fábricas en China, Tomás Pascual señaló que no tiene intención de hacerlo y que su único objetivo es 'trabajar en España'.

También señaló que sobre la mesa ha tenido una oferta de la empresa láctea holandesa Campina, conocida por haber sacado al mercado un producto denominado Valess. Que aparentemente parecía carne pero que estaba hecho a base de suero lácteo.

Tomás Pascual rechazó también el ofrecimiento. 'Todos quieren comprar el grupo, pero no estamos en venta', subrayó.

China figura en el horizonte de los empresarios españoles. En su obsesión por la internacionalización, la mirada ya la han puesto en la que será la gran potencia económica del siglo XXI y que ya se ha convertido en un mercado emergente. De hecho hace dos meses y medio, el Instituto de la Empresa Familiar viajó a China con una representación de empresarios españoles, entre los que se encontraba Tomás Pascual, para conocer y realizar un primer acercamiento a la realidad económica y empresarial del país asiático.

En cuanto a la cuestión de su sucesión al frente de la empresa, Tomás Pascual señaló que, aunque la gestión de la empresa ya la ha traspasado a su hijo Tomás, él continúa al frente de la empresa. Sobre la hora de la retirada, explicó que no piensa en ella y que seguirá al pie del cañón 'hasta que me muera, mientras que el cuerpo aguante'.