"Telecos"

Telefónica dispara un 156% su factura de pagos por reclamaciones judiciales

Que Telefónica está inmersa en cientos de reclamaciones judiciales y conflictos es un hecho conocido, pero no lo es tanto la factura anual que paga por las resoluciones que le son contrarias. El año pasado, la suma ascendió a 216 millones, después de que los gastos extraordinarios por reclamaciones judiciales se multiplicaran por 2,6.

La cifra que Telefónica paga de año en año en concepto de multas, sanciones, litigios y reclamaciones judiciales es todo menos homogénea. Hay ejercicios en la que baja con respecto al periodo inmediatamente anterior -así sucedió en 2002- y otros en los que alguno de los capítulos jurídicos es prácticamente testimonial, hasta el punto de que la factura parcial por ese concepto es casi cero.

Pero también es una contante el pago inexorable de determinadas cuantías. Y es que el número de filiales de Telefónica en el mundo se cuenta por decenas y todas ellas se ven envueltas a diario en penalizaciones, arbitrajes o conflictos. Si no hay multas, hay litigios o reclamaciones judiciales y, si no, sanciones. El resultado es que la cifra total nunca baja de los 100 millones de euros, según los datos que se desprenden de diversos documentos oficiales de Telefónica.

El último de estos textos, sin embargo, revela una fuerte subida en los gastos por contingencias judiciales en el último ejercicio del que hay cifras cerradas, 2004. Del umbral de los 100 millones se ha pasado a superar los 200 millones, una cifra inédita en las cuentas de la operadora.

TELEFÓNICA 3,72 -1,17%

La factura total suma 216 millones, un 45% más que el ejercicio anterior. Y esta subida es responsabilidad exclusiva de las reclamaciones judiciales, que se disparan y multiplican su volumen 2,56 veces. Esta categoría supone más de la mitad del total, cuando el año anterior no llegaba a un tercio, e implica un gasto por pago o provisión de 117 millones.

Los otros conceptos, multas, sanciones y litigios, se estancan con respecto a 2003 y 2002.

Bidland y Kiss FM

El crecimiento de los gastos extraordinarios por reclamaciones judiciales tiene dos culpables muy concretos. El primero de ellos es un litigio que se arrastra desde 2001 y que Telefónica logró cerrar el año pasado con una sustancial rebaja en la cifra que le pedían, 150 millones de dólares. Sustancial, pero no absoluta, porque el enfrentamiento le ha costado al final 30,6 millones de euros.

En cualquier caso, el pago pone punto final a la acusación fraude y apropiación indebida hecha contra la operadora. La denunciante fue la estadounidense Bidland, que no dudó en llevar a Telefónica ante un tribunal federal de su país por el presunto robo de secretos empresariales. La sustracción se produjo, según la denunciante, mientras Telefónica negociaba con la firma especializada en tecnologías para subastas en internet una joint-venture que le dio acceso a esta información. El acuerdo no fructificó, pero Bidland cree que Telefónica usó los datos para una de sus filiales, Katalyx.

Otra buena parte de la factura judicial se la ha llevado la resolución del pleito emprendido por Blas Herrero contra Onda Cero por el contrato de comercialización de Kiss FM. Aunque todavía queda pendiente el recurso de nulidad ante la Audiencia Provincial, Telefónica ha registrado gastos de 31,44 millones y provisiones de 15 millones por este motivo.

Concluye el proceso de duplicación del ADSL

Telefónica ha finalizado el segundo proceso de duplicación gratuita de velocidad de sus líneas ADSL, que superan ya los 3,48 millones. El aumento de capacidad, que se ha practicado en todas las modalidades de ADSL, tanto para la descarga como para el envío de información, es la segunda que realiza en menos de diez meses y comenzó el pasado 26 de julio.

En la modalidad Básica, la más extendida, se ha aumentado la velocidad de descarga desde los 512 Kbps hasta 1 mega, y la capacidad de envío, desde los 128 Kbps hasta los 320 Kbps. En cuando a las modalidades más rápidas, Class, Avanzada y Premium, la velocidad de bajada se sitúa en 2, 4 y 8 megas, respectivamente.

Pese a estos movimientos, Telefónica ha quedado muy superada en los últimos meses por Jazztel y Wanadoo, que han lanzado ofertas de 20 megas de capacidad.