Privatización

El Gobierno francés venderá un 15% de EDF por 8.000 millones

El Gobierno francés ha decidido privatizar el 15% de la estatal EDF, una operación por la que ingresará unos 8.000 millones de euros. El estreno en Bolsa está previsto para el próximo 21 de noviembre y saldrán a la venta unos 287 millones de acciones.

El Gobierno francés insiste en que pese a la privatización, Electricité de France (EDF) seguirá siendo una empresa controlada por el Estado. 'En un sector en el que la visión a largo plazo es esencial, quiero que el Estado pueda guiar las decisiones' aseguró ayer el primer ministro galo, Dominique de Villepin. Estas decisiones estarán guiadas por el 'interés general' por lo que la 'apertura del capital de EDF se hará en interés de Francia, de la empresa y de sus asalariados', aseguró Villepin.

El presidente de EDF, Pierre Gadonneix, insistió en que para garantizar el control estatal de la empresa, el Estado conservará el 85% del capital, aunque la legislación sólo obliga a mantener el control sobre el 70%.

Antes de llevar a cabo la privatización, la compañía llevará a cabo una ampliación de capital. Los bancos que llevarán a cabo la venta del 15% de la eléctrica serán Morgan Stanley, Credit Agricole, BNP Paribas y ABN Amro.

El ministro de Economía y Finanzas, Thierry Breton ha confirmado que el plazo para presentar ofertas de compra se abrirá el próximo 28 de octubre y que ese mismo día la compañía anunciará un precio indicativo para su salida a Bolsa, prevista para el 21 de noviembre. En total se pondrán a la venta 287 millones de nuevos títulos, por los que el Estado francés podría ingresar hasta 8.000 millones de euros.

El ministro de Economía ha garantizado que reservará el 15% de las acciones que salgan al mercado a los 160.000 trabajadores de la compañía que podrán adquirirlas a un precio preferente. Además, el ministro aseguró que el 35% de los títulos se ofrecerá a inversores particulares a un precio de compra inferior al de los inversores institucionales. El objetivo es, según el primer ministro de Villepin, dar un 'buen ejemplo de accionariado popular en Francia'.

Sin embargo, la privatización ha recibido críticas por parte de la oposición. El primer secretario del Partido Socialista, François Hollande, ha asegurado que si la izquierda regresa al poder en las elecciones de 2007, nacionalizará de nuevo todo el capital de EDF.

Obligaciones de un servicio público

EDF ha firmado con el Ejecutivo francés un contrato de obligaciones de servicio público que deberá cumplir la compañía. Uno de estos compromisos impedirá a la eléctrica subir sus tarifas más allá de la inflación durante los próximos cinco años.

Además, todo el territorio francés, incluidos los departamentos de ultramar, deberán tener los mismos precios eléctricos y la compañía no podrá cortar la corriente en invierno a aquellas personas sin recursos económicos que no puedan pagar sus facturas.

El presidente de EDF, Pierre Gadonneix, se comprometió ayer a invertir 40.000 millones de euros en los próximos cinco años, la mitad de ellos en territorio francés. Esta inversión tiene como objetivo reforzar las redes de transporte eléctrico y crear unidades de producción de 5.000 megavatios.