Batalla en el sector energético

Portugal vuelve a pedir a la Comisión que enjuicie la opa

La CE tendrá que atender la petición de la Autoridad de la Competencia lusa y analizar el impacto en el mercado portugués de la opa lanzada por Gas Natural sobre Endesa, afirmó ayer el presidente del organismo luso, Abel Mateus, en conferencia de prensa.

La petición de Portugal fue realizada al amparo del artículo 22 del Reglamento de fusiones, por lo que Bruselas tendrá que pronunciarse sobre el mercado luso, independientemente de la decisión que tome esta semana sobre cuál es la entidad que tiene competencia para evaluar la opa de Gas Natural sobre Endesa, si la Comisión o las autoridades españolas, tal y como defiende el Gobierno español, explicó.

Asimismo, Mateus recordó que el análisis de la Comisión respecto al mercado portugués es vinculante y puede imponer soluciones a los efectos que la concentración del gas y la electricidad en España puedan tener en el mercado portugués.

Solamente Portugal e Italia han pedido a la CE que analice la operación, que sólo ha sido notificada ante las autoridades españolas. Sin embargo, Mateus estima que el hecho de que sólo lo hayan pedido dos países no desvaloriza la iniciativa, porque además lo han solicitado los dos mercados más expuestos al impacto de esta operación.

El pasado 19 de septiembre, sin poner en conocimiento del Gobierno portugués su intención, Mateus envió a la CE una petición para que estudiase los eventuales atentados a la competencia si se materializa la fusión de Gas Natural y Endesa. La iniciativa de Mateus disgustó al ministro portugués de Economía, Manuel Pinho, responsable del sector energético, que se desvinculó de la iniciativa y así se lo manifestó un día después a su colega español, José Montilla