Revista de prensa

Afronten sus miedos

Nada espectacular debería esperarse de la cumbre informal de la UE esta semana en Hampton Court. Pero el Reino Unido tiene razón en intentar centrar el encuentro en la reforma económica y la globalización.

A fin de cuentas, la globalización se ha convertido, para muchos europeos, en la suma de todos sus miedos, y precisamente porque la UE es una forma de globalización regional, la Unión se ha convertido en la suma de todo su malestar. El desempleo está en el corazón de este psicodrama (...). Debido a él, todo es visto como una amenaza: la rivalidad de China e India, la ampliación o la consecución del mercado único (...).

Lo que la UE necesita es sistemas impositivos, de ayudas y empleo que respondan con flexibilidad a todo tipo de sacudida económica (...). La cumbre podría todavía hacer un favor a la Unión si reconoce que algunos modelos sociales en los Estados de la UE son peores que otros a la hora de agravar el desempleo (...).

La experiencia también muestra que dificultar el despido por ley entorpece los incentivos para contratar gente (...). Europa debería preocuparse menos por perder empleos y más por crearlos. Puede que sea poco apropiado citar su nombre en Hampton Court, pero Ronald Reagan tenía razón cuando decía que 'el mejor programa de bienestar es un trabajo'.