Resultados trimestrales

El beneficio de La Caixa sube un 57,1% gracias a la venta de participaciones

La Caixa, la primera caja de ahorros española, obtuvo un beneficio neto atribuido en los primeros nueve meses del año de 1.185 millones de euros, lo que representa un incremento del 57,1% respecto al mismo periodo del año anterior, según informó hoy la entidad financiera.

La mejora del beneficio fue consecuencia del impulso de los resultados extraordinarios, principalmente los 280 millones obtenidos por la venta del 2,25% del Banco Itaú y los activos de la Inmobiliaria Colonial. También por el fuerte crecimiento del resultado recurrente, que avanzó un 20,1%, hasta situarse en los 905 millones.

El volumen de negocio de 'La Caixa' alcanzó los 270.249 millones, un 18,4% más, por el tirón de la inversión crediticia, que ascendió a 107.451 millones, un 21,4% por encima, y también por los recursos de clientes, que alcanzaron los 162.798 millones, el 16,5% más. El volumen total de negocio financiero del grupo ascendió a 270.249 millones de euros, un 18,4% más.

En este sentido, destacó el crecimiento del 24,9% en los créditos hipotecarios en el ámbito de la inversión crediticia, mientras que en el campo de los recursos totales de clientes, aumentaron un 40,2% los planes de pensiones y un 19,6% la actividad aseguradora.

La entidad financiera catalana presidida por Ricard Fornesa incrementó en 410.000 su número de clientes en los dos últimos doce meses, lo que representa un 4,5% más, con lo que su base de cliente se sitúa actualmente en los 9,5 millones.

Mejora de todos sus márgenes

El crecimiento vino apoyado por un incremento de dos dígitos en todos los márgenes de la entidad financiera. Así, el margen de intermediación sin dividendos alcanzó los 1.621 millones, un 13,5% más, debido a la evolución de la actividad bancaria, con un fuerte aumento del volumen de negocio. Los dividendos devengados de los activos financieros disponibles para la venta ascendieron a 187 millones.

Por su parte, el margen de explotación financiero se elevó un 49,8%, hasta los 1.508 millones, mientras que el margen de explotación lo hizo un 54,3%, hasta los 1.705 millones. El margen de explotación recurrente del grupo alcanzó los 1.457 millones, un 31,9% más.