Cotización

Repsol pierde un 5,2% en una semana, casi la mitad de lo ganado en septiembre

El sector petrolero ha sido el peor del Stoxx en la última semana. La pérdida media fue del 7,12%, pero hay compañías como Lundin Petroleum que han más que doblado este porcentaje (-15,82). Repsol está entre las menos afectadas, pero, aun así, las acciones han retrocedido un 5,19%, casi la mitad de lo que ganó en septiembre (12,42%).

Las ventas sobre estas compañías han estado motivadas básicamente por dos factores: la fuerte caída del precio del crudo y el reconocimiento por parte de BP de que ganará menos de lo previsto en el tercer trimestre como consecuencia del daño que los huracanes Rita y Katrina han ocasionado en sus instalaciones del golfo del México.

Hay analistas que apuntan, además, que en los últimos días se ha contemplado una rotación de dinero desde los sectores más revalorizados en el año en favor de los que menos han subido. Casi todas las petroleras se encontraban cotizando en máximo histórico, como es el caso de Repsol, después de ganar una media del 29% en el ejercicio.

REPSOL 14,41 -0,21%

Merrill Lynch ha sido el primer banco en publicar un informe con la intención de calmar los ánimos del sector petrolero con un informe en el que afirma que las compañías europeas conseguirán nuevos resultados récord en el tercer trimestre del año, de 22.000 millones de dólares.

BNP Paribas se muestra en la misma línea. Reconoce que la actual fortaleza en los márgenes del refino podría moderarse debido a los huracanes, pero sostiene que el precio del crudo seguirá siendo alto durante un tiempo relativamente largo. Por tanto, los analistas mantienen una recomendación de sobreponderar el sector.

Sin embargo, ha bajado el consejo de Repsol a infraponderar sobre el grupo, aunque considera que seguirá haciéndolo mejor que el mercado. Los analistas argumentan que las fuertes subidas que tuvo en las primeras semanas de septiembre han estado fundamentadas por especulaciones de que fuera a recibir una opa por parte de BP o Endesa, algo que descartan rotundamente.

Con respecto a la posible oferta de la británica, BNP Paribas señala, entre otras cosas, que Repsol tiene una alta exposición en refino y marketing y en productos petroquímicos europeos, actividades en donde BP está deshaciéndose de activos.

Con respecto a la posibilidad de que Endesa lance una compra sobre Repsol, indica que sería muy difícil de que resultara cierta, ya que la eléctrica acaba de recibir una opa por parte de Gas Natural. En este sentido, recuerdan que la ley española no permite un cambio en el reparto de capital de una compañía mientras dure la oferta.

BNP Paribas, cree que la subida de Repsol en base a estas especulaciones tendrá que ser corregida. Así, ha recortado el objetivo de 25,4 a 25 euros, un 2,19% menos que su valoración actual (a 25,56 euros cerró el viernes). La firma, sin embargo, considera que el sector todavía está un 3% por debajo de su valoración adecuada.