Política monetaria

El BCE mantiene los tipos de interés de la zona euro en el 2% al no ver riesgo de inflación

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo ha decidido hoy en una reunión mantenida en Atenas mantener los tipos de interés básicos de la zona euro en el 2%, a pesar de la amenaza para la inflación derivada por el incremento de los precios del petróleo. Además, el BCE ha advertido de los riesgos que suponen el alto precio del crudo para la inflación a medio y largo plazo.

La decisión de los gobernadores del banco coincide con las expectativas de los analistas y con las posiciones manifestadas recientemente por el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, que afirma que el nivel actual de los tipos de interés fomenta la actividad económica.

Respecto a la inflación, que en septiembre llegó al 2,5% en la zona euro, cada vez más lejos del objetivo del 2% que se ha marcado el BCE, el emisor recalca que el índice subyacente sigue estando controlado, y afirma que eso indica que la escalada de precios del petróleo y el coste de la energía no han afectado aún con efectos de segunda ronda a la economía.

La institución europea ha mantenido también la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos europeos, en el 3% y el tipo aplicado a los depósitos, que marca la remuneración del dinero, en el 1%.

El petróleo es un riesgo para la inflación

Trichet, ha reiterado hoy que el encarecimiento del petróleo supone un riesgo para la inflación a medio y largo plazo, aunque aseguró que aún no existe presión para la estabilidad de precios en la zona euro.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno del BCE, que este mes fue en Atenas, Trichet ha recalcado que los tipos de interés en la Unión Económica y Monetaria (UEM), que el organismo mantuvo hoy en el 2%, son "aún apropiados". En este sentido, garantizó que la entidad mantendrá una gran vigilancia sobre los precios del crudo para que el alza no se traslade a la inflación.