Adquisición

Boots y Alliance crean un gigante europeo de farmacia y perfumería

Boots y Alliance UniChem han anunciado hoy los detalles de su fusión, que crea un gigante europeo en los sectores de la distribución de artículos de farmacia y perfumería. La nueva compañía, que se llamará Alliance Boots y está valorada en más de 10.000 millones de euros, dará trabajo a más de 100.000 personas en el Reino Unido y la Europa continental.

La fusión se produce sólo días después de que Boots diera un susto a la "City" por sus malos resultados y marca el final de sus 156 años de historia como empresa independiente. Los beneficios de ese grupo farmacéutico cayeron un 11% en 2004, y las perspectivas para el año en curso tampoco son buenas, según sus responsables.

Por su parte, Alliance Unichem no ha dejado de crecer en los últimos años mediante fusiones hasta convertirse en la tercera cadena farmacéutica europea por orden de importancia.

Boots dispone actualmente de una red de 1.400 farmacias en el Reino Unido y tiene un valor de mercado de más de 6.400 millones euros mientras que la red de Alliance UniChem, con un valor de mercado próximo a los 4.500 millones de euros, está integrada por 1.200 farmacias en Gran Bretaña, Noruega, Italia, Suiza y Holanda.

Fusión entre iguales

La alianza se presenta como una "fusión entre iguales" y sus responsables creen que dará a la nueva compañía el poder de competir con los supermercados en la venta de medicinas y artículos de tocador a bajo precio.

El acuerdo establece la venta por Boots de su división Boots Healthcare International, que fabrica productos como las pastillas Strepsils o Clearasil, tratamiento contra el acné, por alrededor de 2.400 millones de euros, y el reparto del dinero obtenido entre sus accionistas.

El resto del negocio de Boots, incluidos sus 1.400 puntos de venta de productos para la salud y la belleza, se fusionará con Alliance Unichem sin que ninguno de los accionistas de uno u otro grupo reciba una prima por encima del valor de sus respectivas acciones.

La nueva empresa Alliance Boots, que necesita todavía recibir carta blanca de las autoridades de la competencia, controlaría el 17% del mercado farmacéutico británico al por menor. Según la prensa británica, la fusión podría resultar en la eliminación de miles de puestos de trabajo ya que las dos empresas tratarán de ahorrar tanto en administración como en distribución.