5d. Para invertir

ACS debe aclarar las sinergias con Fenosa para despejar dudas

ACS irrumpió hace una semana en el sector energético con la compra del 22% de Fenosa al Santander. Los analistas hacen cábalas sobre la influencia de la operación en el futuro comportamiento bursátil de la constructora y el bancoPara invertir

Una operación tildada de rentable desde el primer instante, como es la compra del 22,07% de Fenosa, debería arrojar réditos interesantes para la acción de ACS. Pero el lunes, cuando la constructora volvió a cotizar tras el anuncio (la adquisición arroja una prima del 28%), la reacción de los inversores indicó incertidumbre. El valor cayó un 7,5%, hasta los 23,3 euros y posteriores subidas la han colocado al cierre de la semana en 24,25 euros, un 5,9% por debajo de los 25,87 del jueves.

Numerosos analistas hablan de giro estratégico y preguntan a ACS sobre la financiación de la compra, las sinergias de ambas entidades, su papel en una eléctrica que no controlará y el lugar que le corresponde a Fenosa en plena convulsión del sector energético.

La primera cuestión fue despejada el viernes. ACS remitió una carta al regulador del mercado de valores (CNMV) en la que informaba sobre el contrato de un crédito con el Santander por 2.219,3 millones.

Sobre el resto de las incógnitas el presidente de ACS, Florentino Pérez, se apresuró a tranquilizar a prensa, expertos bursátiles e inversores sosteniendo que la apuesta por Fenosa responde a un antiguo plan: realizar 'inversiones financieras permanentes' para figurar en los sectores básicos de la economía y siempre con participaciones menores al 25%.

ACS calcula que su última gran operación elevará un 7,7% el beneficio por acción de 2006 y un 8,7% en 2007. La compañía maneja una sinergias valoradas en 15 millones, según JPMorgan.

Sobre quién presidirá Fenosa, ACS busca el consenso con Caixa Galicia (10% de la eléctrica), Caixanova (4%), Banco Pastor (3,8%) y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (4%). Para el puesto suenan nombres como el del consejero delegado, Honorato López Isla, pero habrá que esperar a un consejo extraordinario para conocer la decisión.

La otra incógnita que gira en torno al gigante de la construcción es el resultado de su participación en Xfera, el cuarto operador de telefonía móvil. Florentino Pérez cree en el arranque de su actividad en 2006.

Los analistas aventuran rendimientos de la acción cuando aún no se han recuperado de la sorpresa. 24 horas después del batacazo bursátil Bankinter rebajó la recomendación sobre ACS a neutral. Fortis Bank califica de 'limitadas' las sinergias de la operación y opina que el crecimiento de ACS puede verse comprometido por la deuda, por lo que cambia a 'vender' y establece el objetivo en 22,3 euros. Ibersecurities, por su parte, critica la prima pagada y opta por la venta.

Valoraciones más positivas parten de JP Morgan y Caja Madrid Bolsa. Un informe de la primera confía en la sobreponderación, marca un precio objetivo de 29,46 euros y cree excesivo el castigo del lunes, cuando la caída 'no debería haber pasado del 3,5%'.

Caja Madrid eleva 70 céntimos su previsión para el valor, hasta los 27,8 euros y anima a la compra. La inyección de optimismo responde a la revalorización de dos participadas por ACS: Urbis y Abertis.