Ferrocarriles

Comsa obtiene la primera licencia como operador ferroviario privado para competir con Renfe

El Ministerio de Fomento ha otorgado a Comsa Rail Transport, filial del grupo de construcción y servicios Comsa, la primera licencia de operador ferroviario que le habilita para competir con Renfe en transporte de mercancías en tren, informó hoy este Departamento. Fomento ha confirmado también a Renfe la licencia que le permite seguir prestando este tipo de servicio que hasta ahora realizaba en régimen de monopolio.

La obtención de la primera licencia de operador ferroviario por parte de una empresa privada supone abrir de forma práctica a la competencia el mercado de transporte de mercancías en tren, proceso que se inició de forma teórica al inicio del año, con la entrada en vigor de la Ley del Sector Ferroviario.

El Departamento que dirige Magdalena Alvarez confía en resolver en "fechas próximas" las solicitudes de licencia presentadas por Continental Rail, filial del grupo ACS, y Transfesa. Por su parte, Detrén, dependiente de FCC, estudia solicitar también licencia.

Una vez obtenida la licencia, y antes de comenzar a operar, Comsa debe obtener un certificado de seguridad, que expide el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), con el que se garantice que los servicios de transporte se prestan en las pertinentes condiciones de seguridad y calidad.

Además, el nuevo operador deberá solicitar, también al ente público que preside Antonio González, capacidad de vía en la que prestar los servicios de transporte a cambio del pago del correspondiente canon.

Preparada desde 2002

Comsa, con sede en Barcelona, constituyó Comsa Rail Transport en 2002 con el objeto de prestar servicios de tracción para el transporte de mercancías o de viajeros por ferrocarril o cualquier otro modo de transporte terrestre.

Esta filial aporta la tracción y el material para el remolque, en las distintas etapas de la cadena logística (red de carreteras y ferroviaria, terminales, zonas portuarias, centros de actividad logística, apartaderos), y en el ámbito urbano, nacional e internacional.

Su actividad se complementa con el desarrollo de servicios técnicos relacionados con dichas actividades y tecnologías del transporte (como operador logístico, en la distribución y almacenaje de cargas, en estudios de tráficos, demanda y explotación).

En un comunicado, Fomento destacó que la concesión de esta primera licencia constituye "un nuevo paso en la liberalización" que pretende la Ley del Sector Ferroviario, de cuyo desarrollo queda aún pendiente la constitución de un Comité de Regulación Ferroviaria que vigile y regule el nuevo sector ferroviario liberalizado, tal como ya realizan la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y el Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en sus respectivas áreas.

Por su parte, Renfe ha ido ya preparándose para la inminente competencia a que se enfrentará su rama de Mercancías, con la puesta en marcha el plan estratégico 2005-2009, con el que pretende convertir esta división en un operador logístico integral y lograr el equilibrio económico entre 2007 y 2009.

Entre las medidas de este plan destaca la inversión en parque móvil y su redimensión y la reducción de su plantilla. Esta afectará en algo más de 500 empleados, el 20,5% de su actual número de trabajadores, que quedará fijado en unos 2.000 empleados. El recorte se realiza a través del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) abierto para el conjunto de la compañía.