Ayudas europeas

España es el país que más dinero recibe de la UE, aunque a la baja

El saldo presupuestario neto de España con la Unión Europea volvió a reducirse en 2004, según los últimos datos publicados por la Comisión Europea, que confirman no obstante a España, todavía, como el primer beneficiario de las ayudas europeas.

De acuerdo con el informe de la CE, el saldo favorable español con la UE alcanzó el máximo en 2002 de 8.853,7 millones de euros (1,29% de la Renta Nacional Bruta), pero se redujo a 8.706,5 millones (1,18% de la RNB) en 2003 y a 8.502,3 millones (1,08% de la RNB) en 2004.

En porcentaje de la riqueza nacional (RNB) y excluyendo los gastos administrativos de las instituciones de la UE (que benefician sobre todo a Bélgica), el estado con mejor saldo presupuestario en 2004 fue Grecia (2,52%), seguido de Portugal (2,37%), Lituania (2,13%), Letonia (1,82%), Estonia (1,79%), Irlanda (1,3%) y, en séptimo lugar, España (1,08%).

Por el contrario, los que peor saldo operativo registraron son Holanda (-0,44% de su RNB), Suecia (-0,38%), Alemania (-0,33%) e Italia (-0,22%). El Reino Unido, una vez percibida su devolución, tuvo en 2004 un saldo neto operativo de -2.865 millones de euros (-0,16% de la RNB), algo mejor que Francia (-3.050,8 millones, -0,19%).

Según las cifras de la CE, España fue en 2004 el mayor beneficiario de fondos de la Unión Europea (16.400 millones de euros), en su mayor parte dedicados a acciones estructurales, seguido de Francia, Alemania e Italia. Los quince antiguos miembros de la UE siguieron siendo los que más fondos recibieron, y entre los diez que se incorporaron hace un año, Polonia (2.700 millones) fue el que más recibió, con lo que se situó en décimo lugar de la clasificación. Después de España, los mayores beneficiarios de fondos fueron: Francia (12.900 millones), Alemania (11.700 millones), Italia (10.400 millones) y Reino Unido (7.100 millones).

Reino Unido, con la menor aportación

El Reino Unido es el país que menos contribuye al presupuesto comunitario en relación con su prosperidad nacional, lo que supone un coste adicional para España, Francia e Italia. La comisaria de Presupuesto, la lituana Dalia Grybauskaité, destacó que para 'casi todos los países' miembros lo que contribuyeron al presupuesto en 2004 'corresponde con su prosperidad' (medida en Renta Nacional). La discrepancia más llamativa corresponde al Reino Unido, cuya contribución se sitúa por debajo de su RNB, debido al efecto de la devolución anual del 'cheque británico'.