Crecimiento

El G-10 advierte que la escalada del crudo ralentiza el crecimiento mundial

Los bancos centrales de los países más industrializados del mundo (G-10) advirtieron hoy de que el fuerte encarecimiento del crudo ralentiza el crecimiento económico mundial. No obstante, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) y portavoz del G-10, Jean Claude Trichet, aseguró en la ciudad suiza de Basilea que la economía mundial "sigue creciendo con dinamismo".

Los gobernadores de los bancos centrales del G-10, que integra a los países más industrializados del mundo, se reunieron en la sede del Banco de Pagos Internacionales (BPI) en Basilea para analizar la situación de la economía mundial.

El funcionario francés dijo que el fuerte encarecimiento actual de los precios del petróleo eleva la inflación y que por ello hay "un consenso por mantenerla a un nivel bajo".

Trichet hizo hincapié en que los bancos centrales de los países más industrializados del mundo están de acuerdo en que la actual subida del crudo "se debe, sobre todo, a la fortaleza de la demanda", en alusión, por ejemplo, a la fuerte demanda de China.

El precio del petróleo llegó a pagarse por encima de 70 dólares tras el cierre de las refinerías del Golfo de México debido a los daños ocasionados por el huracán "Katrina".

El precio del crudo retrocedió algo la semana pasada y el barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, para entrega en octubre, costaba hoy en Londres 61,99 dólares. El Petróleo Intermedio de Texas (WTI) se situó al cierre del viernes en 64,08 dólares por barril en el mercado de materias primas

de Nueva York (Nymex).

El grupo del G-10 ya había pedido en su reunión de marzo una mayor transparencia en los mercados de crudo para evitar efectos negativos sobre la economía derivados de la subida del precio del petróleo.

Los países miembros del G-10 son en realidad once: Alemania, Bélgica, Canadá, EEUU, Francia, Italia, Japón, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza.