Bolsa española

Repsol y BBVA son los valores que más puntos aportan al Ibex en el año

El Ibex lleva acumulado un ascenso del 15,48% en el año. Repsol y Santander han sido los motores tras ganar un 33,72% y 13,25%. El porcentaje de la petrolera ha supuesto 204 puntos más para el índice, y el del banco, 188. En definitiva, han aportado un 28% sobre el total de los puntos que el Ibex lleva sumados en el ejercicio (1.400).

Los siguientes soportes importantes para el mercado han sido Abertis (+44,6%), BBVA (+8,6%), ACS (+56,5%), Endesa (+17,7%), Iberdrola (+19%), Ferrovial (+64,2%), Sacyr Vallehermoso (+92,7%) y Metrovacesa (+89,5%).

Curiosamente, Telefónica no ha participado en el avance del Ibex. Es más, la operadora de telecomunicaciones ha sido la compañía que más puntos le ha restado, 15,98. La teleco es la única de las denominadas blue chips que se encuentra en pérdidas (-0,43%) en el año. Esta caída ha reducido su peso en el Ibex al 16,86% desde el 19,71% que obtuvo al cierre del ejercicio pasado.

BBVA 4,22 -3,62%
REPSOL 12,72 -5,78%

En este sentido, Repsol ha sido la más beneficiada. La escalada del precio del crudo ha llevado al valor a máximo histórico. El viernes, Goldman Sachs mejoró la recomendación del sector de gas y petróleo desde neutral a atractivo. El grupo energético europeo se encuentra, igualmente, cotizando en máximos históricos al calor de los últimos movimientos corporativos, como ha sido la opa hostil que Gas Natural ha lanzado sobre la eléctrica Endesa.

La subida de la petrolera española ha incrementado su peso en el Ibex, pasando del 6,71% con el que cerró el ejercicio pasado, al 7,77% de la última sesión. Sigue siendo, pese a todo, el cuarto valor del índice al estar precedido por Telefónica, Santander y BBVA.

El SCH, la otra pata del Ibex en el año, ha conseguido recuperar el terreno perdido en 2004. El pasado año perdió un 2,77% frente a un ascenso del 19,18% del BBVA. Las dudas que surgieron después de la fusión con el Abbey National penalizaron la cotización. Aquello, parece superado tras los últimos resultados. El banco que presiden Emilio Botín ganó en el primer semestre de 2005 un 35,2% más por la aportación del Abbey, que supuso un 12% del beneficio atribuido al grupo.