EDITORIAL

Los resultados animan la Bolsa

La temporada de presentación de los resultados semestrales ha llegado a su fin dejando buenas noticias para la Bolsa. Todo apunta a que los beneficios empresariales marcarán un nuevo récord anual por tercer ejercicio consecutivo. En los seis primeros meses del año, el crecimiento de las ganancias de las empresas que cotizan en el mercado continuo es superior al 30%, guiado sobre todo por un fuerte salto del 22% en la cifra de negocio, que alcanza los 200.000 millones de euros en medio año, fruto de la combinación de adquisiciones rentables y de las inversiones en crecimiento orgánico. La fuerte actividad económica interna, la mejora de los tipos de cambio y el entorno cambiario han contribuido también a impulsar las ganancias.

Aunque una de cada cuatro empresas empeora sus resultados, la mejora es la tónica dominante. La Bolsa ha recibido favorablemente la mayoría de las cuentas presentadas. Los beneficios son el mejor sustento para el mercado y más en un momento en que la prima de riesgo ha aumentado ante la posibilidad de que el alto precio del crudo y el posible impacto macroeconómico del Katrina provoquen una desaceleración en el crecimiento económico global.

En el mercado se da la paradoja, sin embargo, de que son las grandes empresas las que tiran de los resultados empresariales, pero no las que han tenido un mejor comportamiento bursátil. Aunque la mayoría de los integrantes del Ibex 35 ha escalado a máximos históricos este año, ninguno de los cinco mayores valores (Telefónica, Santander, BBVA, Repsol y Endesa) lo ha hecho. Han sido los títulos pequeños y medianos los motores de la Bolsa. Por eso los analistas apuestan ahora por los valores de alta capitalización como los que mejores perspectivas de rentabilidad/riesgo presentan.