Crudo

EE UU recurrirá a las reservas estratégicas de crudo para paliar los efectos del 'Katrina'

El Gobierno estadounidense recurrirá a sus reservas de emergencia de crudo para paliar los cortes en el suministro provocados por las refinerías afectadas por el paso del huracán 'Katrina', según ha anunciado hoy el secretario de Energía norteamericano, Samuel W. Bodman.

Y es que el huracán, en su trayectoria desde el sur de Florida hasta las costas de Luisiana y Misisipi, forzó a la suspensión de la extracción del 92% o del crudo que las empresas petroleras toman del Golfo.

Las reservas de emergencia consisten en cerca de 700 millones de barriles de crudo almacenados bajo tierra en cavidades saladas en la región de Texas y Louisiana. Su cometido es el de mantener el suministro en momentos en los que se producen interrupciones.

Medidas de emergencia

Bodman ha explicado que la decisión de acudir a las reservas se produjo a última hora de ayer. Los asesores del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunciaron el lunes que el Gobierno sopesaba la posibilidad de acudir a las reservas de emergencia de crudo en caso de que continuaran los cortes de suministro provocados por el huracán 'Katrina'.

Según explicó la Casa Blanca el lunes, el propio presidente de Estados Unidos, George W. Bush, sigue de cerca lo que sucede al paso del huracán, así como las deliberaciones acerca de la conveniencia de acudir a las reservas de emergencia.

Ayuda a los afectados

Por su parte, el portavoz del Departamento de Energía norteamericano, Craig Stevens, explicó ese día que el Gobierno está en contacto con las compañías de crudo y gas que pudieran resultar afectadas por el huracán, situadas en zonas de Louisiana y del Golfo de México en las que se concentra el sistema de refinerías que suministra alrededor del 15% del crudo del país. Hasta el momento, la Administración estadounidense había dicho que acudiría a las reservas de emergencia en caso de que se produjesen graves alteraciones del suministro, pero no como medida para hacer frente a los altos precios del combustible.

Entre septiembre y noviembre de 2004, Washington entregó 4,5 millones de barriles de la reserva de emergencia a las refinerías de Placid Refining, Shell Trading, ConocoPhillips, Astra Oil y Premcor, que solicitaron este suministro para hacer frente a los estragos provocados por el huracán Iván.

AIE considera prematura la medida

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha criticado esta medida y la ha tildado de prematura. "Sería una reacción de pánico, porque no conoceremos la naturaleza, la magnitud y la duración de los daños antes de la semana próxima", declaró el director ejecutivo de la AIE, Claude Mandil, en declaraciones publicadas hoy por 'Le Monde'.

Mandil ha insistido en que el impacto del ciclón "no es muy grave desde el punto de vista del mercado: las refinerías tienen existencias importantes de crudo, y muy importantes de derivados como el fuel o el gasóleo".

El crudo sigue rondando los 70 dólares

Pese al anuncio de recurrir a las reservas, el barril de crudo se mantiene en torno a los 70 dólares en el mercado de Nueva York. El barril de sweet Light se cambiaba en el Nymex de Nueva York a 70,32 dólares, después de haber alcanzado la cota de los 70,65 dólares, muy cercana al récord histórico de 70,80 dólares, alcanzado el lunes.

Mientras, el barril de brent de Mar del Norte ha bajado hasta los 67,02 dólares en el International Petroleum Exchange, 55 centavos de dólar menos

que en la sesión anterior.

Por otro lado, la OPEP ha informado de que el precio de su barril de once crudos distintos llegó a los 60,36 dólares, un nuevo récord, frente a los 60,33 dólares de ayer.