Mercados

El Ibex cierra la peor semana desde abril

La Bolsa española perdió el soporte psicológico de los 10.000 puntos esta semana, una cota sobre la que se había mantenido desde el 19 de julio. La fortaleza del precio del petróleo -el Brent cotiza en el entorno de los 66 dólares-, unido a la decepción que causaron ciertos índices de confianza como el IFO alemán o la encuesta de Michigan de EE UU avivaron las pérdidas. El viernes el Ibex encadenó el cuatro retroceso, perdió el 0,79%, lo que dejó el balance semanal en una caída del 2,25%, el peor registro desde mediados de abril.

'Es normal que el mercado se tome un respiro. Perder los 10.000 puntos es un indicio de que la corrección puede ser algo más profunda. Hasta ahora ha habido una consolidación y no sería extraño que el índice cayera hasta la zona de 9.600-9.800 puntos, algo normal dentro de una fase alcista', comenta Jordi Padilla, de Atlas Capital.

El Ibex cerró en 9.904,8 puntos, nivel que otras casas apuntan como el próximo soporte, algo que se deberá probar en las próximas sesiones.

El repunte del volumen será un dato a seguir como indicador de la solidez de los recortes. El viernes se movieron 2.157,06 millones de euros incluyendo operaciones especiales, gracias a un repunte de actividad en los últimos compases del día. 'El lunes es festivo en Londres y probablemente bajen aún más los volúmenes al tratarse de un mercado que canaliza órdenes de varias zonas de Europa', añade Padilla.

En la semana 29 valores del índice retrocedieron, destacando las caídas de Arcelor (-3,9%) y los grandes como Telefónica (-3,49%), BBVA (-2,94%) y SCH (-2,88%).

Altadis (+3,91%), en el polo opuesto, afronta la presentación de resultados del miércoles en zona de máximos, mientras que Gamesa recibió un fuerte impulso tras la aprobación del nuevo Plan de Fomento de Energías Renovables. El Gobierno pretende aumentar la producción de la energía limpia hasta alrededor de 20.000 megavatios en 2010 desde los 13.000 megavatios del plan actual.

Los grandes siguen rezagados

Los grandes valores del Ibex continúan rezagados. El índice ha caído un 3,4% desde el máximo de cinco años que alcanzó el 12 de agosto, un retroceso acentuado por las empresas de mayor capitalización del índice.

Los expertos aseguran que los pesos pesados del Ibex aún tienen recorrido, en especial atendiendo al peor comportamiento relativo que acumulan este ejercicio. Los inversores, con todo, aún no se atreven a apostar por ellos, y en las últimas sesiones han desecho posiciones.

Los retrocesos de Telefónica (-3,77%), Santander (-3,55%) y BBVA (-3,9%) desde el 12 de agosto les han convertido en los principales responsables de la caída del índice. Así, Telefónica, el valor de mayor peso dentro del Ibex, pierde el 4,18% en lo que va de año frente a la subida del 9% que acumula el índice. BBVA (+3,75%) y Santander (+7,23%), por su parte, suben menos que el Ibex.