BCE

Los bajos tipos de interés impulsan la masa monetaria en la eurozona un 7,9% en julio

El crecimiento de la masa monetaria en la eurozona, medido por el agregado M3, creció un 7,9% en julio, tres décimas más que en junio, según ha informado hoy el Banco Central Europeo (BCE). Entre mayo y julio, el volumen del dinero en circulación en los doce países del euro creció un 7,6 por ciento, cuatro décimas más que en el período de abril a junio de este año.

Estos valores superan ampliamente el valor de referencia del 4,5% recomendado por la entidad y son atribuidos, en parte, al "dinamismo monetario que prevalece por los bajos tipos de interés". En especial, el BCE ha citado el fuerte crecimiento de las hipotecas y advertido de que los precios de las viviendas deben seguir siendo observados de cerca para prevenir los riesgos sobre la estabilidad de los precios a medio y a más largo plazo.

Se mantendrán los tipos

El BCE agregó que el volumen de crédito concedido en julio al sector privado creció un 8,2 por ciento, dos décimas más que en junio. Pese al incremento del dinero en circulación, los analistas dan por seguro que el instituto emisor mantendrá invariables las tasas en la reunión del 1 de septiembre, cuando el consejo de gobierno del BCE se reúna, tras el receso estival, para abordar la política monetaria de los Doce.

El banco europeo ha conservado invariables las tasas desde junio de 2003 en el 2,0 por ciento, el mínimo en casi 60 años para los doce países que hoy integran la eurozona y los analistas no creen que los modifique hasta bien entrado el año 2006. En su boletín de agosto, la entidad monetaria subrayó que el nivel actual de los tipos es "apropiado" ante las perspectivas sobre la estabilidad de los precios a medio plazo, un mensaje que no indica cambios inmediatos en su política monetaria.

Pese a la reciente escalada de los precios del petróleo, el BCE no prevé precisiones inflacionistas significativas en la zona. El índice de inflación el área se situó en julio en el 2,2%, una décima más que en junio, aunque algunos países sobrepasan ampliamente este porcentaje, entre ellos España, que registró un 3,3% el mes pasado.

El agregado M3 comprende el dinero efectivo en circulación, depósitos a la vista a plazo hasta dos años, depósitos disponibles hasta 3 meses, cesiones temporales de deuda y fondos de inversión en activos del mercado monetario (FIAMM).