Bolsa de Madrid

El Ibex registra su quinta caída consecutiva y pierde los 10.100 puntos

El principal mercado español, el Ibex 35, ha registrado en la sesión de hoy su quinta caída consecutiva que le ha dejado por debajo de los 10.100 puntos. El selectivo ha perdido 45,70 puntos, equivalentes al 0,45%, hasta 10.094,10 puntos. A pesar de haber cerrado en negativo, el Ibex ha recortado bastante sus pérdidas a cierre de sesión gracias a la buena apertura de Wall Street.

El resto de mercados nacionales de referencia también han cerrado con pérdidas. Así, el Índice General de Madrid ha bajado un 0,5% y el tecnológico Ibex Nuevo Mercado, un 0,63%. Entre los grandes valores del mercado, Telefónica ha terminado la jornada con una bajada del 0,07%; SCH, del 0,89%; BBVA, del 0,29 %; Repsol, del 0,21%, Iberdrola, del 0,24%, y Endesa, del 0,27%.

En Europa, el índice Dax 30 de la bolsa de Francfort ha cerrado hoy con una bajada de 12,35 puntos, o un 0,26%, hasta las 4.871,46 unidades. El CAC-40 de la bolsa de París descendió en la sesión de hoy un 0,11% hasta los 4.439,63 puntos. La Bolsa de Valores de Londres ha cerrado hoy a la baja y el índice general FTSE-100 caído un 0,56%, y se situó en 5.292,7 puntos.

En el mercado de divisas, el euro ha mantenido su valor en Francfort y esta tarde cotizaba a 1,2304 dólares, como al mediodía. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) ha fijado el cambio oficial del euro en 1,2296 dólares.

Leve tendencia al alza en la apertura de Nueva York

Los buenos resultados presentados por algunas empresas tecnológicas ha permitido a las bolsas de Wall Street iniciar hoy la sesión con una cierta tendencia al alza, tras la fuerte caída del martes.

A los quince minutos de la apertura, el Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street, subía un 0,09%, hasta las 10.522,43 puntos, mientras que el mercado tecnológico Nasdaq registraba a esta hora un ascenso del 0,15%, hasta las 2.140,29 unidades.

Los mercados bursátiles vivieron ayer una jornada muy negativa, arrastrados por el temor a que los altos precios de la energía hayan comenzado a afectar al bolsillo de los consumidores, y por tanto, a la fortaleza económica de EE UU. El desencadenante fue la advertencia hecha por el gigante de la distribución Wal Mart de que no cumplirá con sus expectativas de beneficios para el tercer trimestre, a lo que se unió la publicación del último dato de inflación, que fue mayor de lo esperado debido a los precios de la energía. El pesimismo que desencadenaron estas noticias provocaron en el Dow Jones de Industriales un retroceso de más de 120 puntos.

Hoy, el sentimiento inversor se mostraba algo más optimista, gracias a los resultados mejores de lo esperado que presentaron varias empresas tecnológicas, entre ellas Hewlett-Packard. El fabricante de equipos informáticos Hewlett-Packard registró en el último trimestre fiscal un descenso del 88% en sus beneficios, si bien fue debido a unos gastos extraordinarios relacionados con la repatriación de dinero de sus filiales extranjeras.

En el plano macroeconómico, el Departamento de Trabajo ha informado hoy de que el índice de precios al productor en EE UU subió un uno por ciento en julio, más de lo esperado por los analistas, debido principalmente al aumento de los precios de la energía.

Si se deja a un lado los precios de combustibles y alimentos, que son los más volátiles, el núcleo del IPP a nivel de mayoristas subió un 0,4%. La mayoría de los analistas esperaba que el IPP subiera un 0,5% el mes pasado, y su núcleo un 0,1%