Estrategia

Delta Air Lines intenta superar la crisis y vende su filial de vuelos regionales por 344 millones

La compañía aérea estadounidense Delta Air Lines, que atraviesa una etapa de graves dificultades financieras, ha cerrado un acuerdo con la también norteamericana SkyWest para la venta de su filial de vuelos regionales Atlantic Southeast Airlines por un importe de 425 millones de dólares (344 millones de euros) que será abonado en metálico.

El contrato suscrito establece que SkyWest abonará de manera inmediata un total de 350 millones de dólares (283 millones de euros), mientras que el pago del importe restante se efectuará en un plazo máximo de cuatro años. Delta Air Lines ya ha anunciado que destinará con carácter inmediato 100 millones dólares (81 millones de euros) para cubrir sus problemas de liquidez a corto plazo.

A pesar del balón de oxígeno que representa la transacción para sus cuentas, Delta advirtió hoy de que se verá obligada a acogerse a la ley de quiebras si su liquidez continúa cayendo hasta "un nivel inaceptable", indicó la compañía en un comunicado remitido al regulador bursátil estadounidense, SEC.

La aerolínea, que contaba con una liquidez de 1.700 millones de dólares al cierre del semestre, considera que el importe obtenido por la venta de su filial de vuelos regionales no será suficiente para superar sus problemas de liquidez a medio plazo.

"Preferiríamos evitar acogernos a la ley de quiebras, pero si nuestra liquidez continúa cayendo hasta un nivel inaceptable o si entendemos que no conseguiremos una estructura de costes competitiva con nuestro Plan de Transformación, nos veremos obligados a situarnos bajo la protección del capítulo 11", aseguró la compañía aérea.

Delta Air Lines registró una pérdida de 1.453 millones de dólares (1.178 millones de euros) en el primer semestre de su ejercicio, lo que representa una reducción del 38% sobre la pérdida acumulada en el mismo período del año anterior. La aerolínea presidida por Gerald Grinstein subrayó el "sólido progreso" de las cuentas registrado en el segundo trimestre -registró un recorte del 80% de su pérdida- gracias a las medidas recogidas en su Plan de Transformación y a pesar del lastre que supuso el alza del precio del combustible.