Medios

El accionista Icahn presiona para que Time Warner segregue el negocio del cable

El millonario inversor Carl Icahn acentúa la presión sobre el equipo directivo de Time Warner, del que es accionista, para influir sobre la gestión del grupo. Icahn, quien ha organizado un consorcio con varios fondos que controla un 2,6% del grupo mediático, ha presentado un plan que incluye la segregación del negocio del cable y la recompra de títulos de la compañía.

Carl Icahn hizo público ayer el contenido de su propuesta. En el documento, Icahn exige a Time Warner, la mayor compañía de medios de comunicación del mundo, que separe su negocio del cable y que ponga en marcha un plan de recompra de acciones por importe de 20.000 millones de dólares (unos 16.200 millones de euros), una cifra muy significativa si se tiene en cuenta que la capitalización bursátil de Time Warner es de 84.740 millones de dólares.

El inversor ha criticado la actual gestión del grupo, ya que considera que no hace lo suficiente para impulsar su valor. Tras conocer la propuesta, Time Warner, señaló que la empresa revisará 'cuidadosamente' todas las opciones disponibles. 'Por supuesto, hablaremos con cualquier accionista interesado que tenga ideas o perspectivas relevantes, y en este contexto, estaremos felices de reunirnos con Icahn', señaló la compañía. El millonario señaló que mantendrá un encuentro esta semana con Richard Parsons, consejero delegado del grupo de comunicación.

Icahn afirma que, junto a los fondos Franklin Mutual Advisers, Jana Partners y SAC Capital Advisors, ha adquirido títulos y opciones sobre acciones equivalentes a un total de 120 millones de acciones de Time Warner, valoradas en unos 2.200 millones de dólares, un 2,6% del capital.

Time Warner propuso este año un plan de recompra de acciones mucho menos ambicioso, cercano a 5.000 millones de dólares, y anunció la intención de vender una participación en el negocio del cable. Icahn quiere ir más allá y no descarta proponer candidatos para el consejo de administración y acelerar así los cambios.

No es la primera presión de este tipo que ejerce Icahn en empresas de las que es accionista. El inversor, que está respaldado por varios fondos estadounidenses, logró hace unos meses una victoria en la cadena de alquiler de vídeos Blockbuster al conseguir cambiar el consejo de administración e influir así en la estrategia de la empresa. Icahn se hizo famoso en 1985 cuando empezó a acumular títulos de TWA que le dieron el control de la compañía.