Balance

El beneficio de Iberia cae un 53% hasta junio por el encarecimiento del combustible

Iberia ha tenido un 53% menos de beneficios netos durante el primer semestre del año al alcanzar 29,2 millones de euros, informaron hoy fuentes de la compañía. La reducción porcentual con respecto al mismo periodo del 2004 ha estado motivada, según las mismas fuentes por el encarecimiento del combustible cuyo precio subió en el primer semestre un 20%, y por la venta, el año pasado de Iberswiss, que supuso junto a la venta del centro de simuladores un impacto positivo de 33 millones de euros.

En este primer semestre no se incluye la plusvalía obtenida por la venta de la participación de Iberia en Amadeus que no está recogida por haberse finalizado la operación durante el mes de julio.

Los ingresos de las operaciones durante el semestre alcanzaron 2.399,4 millones de euros, lo que supone un incremento de un 0,9% frente a los 2.378,7 millones del 2004. Los beneficios de explotación son un 5,3% inferiores a los del 2004, 28,47 millones de euros frente a 30,05 millones de euros. Los ingresos de explotación unitarios se redujeron un 4% mientras que los gastos de explotación unitarios lo hicieron el 3,9%.

Aumenta su actividad y la demanda

En este periodo, Iberia aumentó su actividad medida en Asientos Kilómetro Ofrecidos (AKO) en un 6,1% y la demanda lo hizo en un 7%, con ello, el coeficiente de ocupación aumentó en 0,6 puntos porcentuales. Los gastos por operaciones crecieron el 2,4%, pasando de 2.315,7 millones de euros en seis meses del 2004 a 2.370,4 millones de euros. Destaca el coste del combustible en el que Iberia ha invertido en el semestre 462,08 millones de euros, lo que frente a los 366,72 millones del año anterior, supone un crecimiento del 27,3%. Los tres sectores (nacional, europeo y Largo Radio) han crecido tanto en demanda como en ocupación.

Durante el primer semestre, la compañía aérea transportó 13.423.000 pasajeros, con un incremento del 2,9% con respecto a los 13.049.000 del 2004. El mayor crecimiento lo ha experimentado el medio radio, con un crecimiento del 3,9% (4.092.000 pasajeros), seguido por los vuelos domésticos, que ha transportado 7.641.000 pasajeros, un 3% más. En cuanto a los vuelos europeos, Iberia transportó en estos seis meses 3.858.000 pasajeros, un 2,5% más que en 2004, y en Largo Radio se registró un mínimo descenso al pasar de 1.691.000 en el 2004 a 1.690.000 en este primer semestre del 2005.

La carga transportada se situó en 115.596.000 toneladas, un 0,1% más que en los primeros seis meses del 2004. En cuanto al segundo trimestre del 2005, el resultado supone una caída de beneficios del 37,3% con respecto al mismo periodo del año anterior, al alcanzar unos beneficios netos de 45,3 millones de euros. Los ingresos de explotación ascendieron a 1.214,8 millones de euros, un 2,9% menores que el año anterior, y los ingresos por pasaje se incrementaron en un 3,3%. Tanto la productividad como la utilización de la flota mejoraron en este segundo trimestre con una utilización media de 9,2 horas por avión y día.