Indemnización

Parmalat recibe de manos de Morgan Stanley una compensación de 155 millones por el escándalo de 2003

El gigante alimentario Parmalat recibió de manos de Morgan Stanley una compensación de 155 millones de euros por el escándalo contable que a punto estuvo de provocar la bancarrota de la compañía italiana en 2003. El desembolso de hoy supone el primero de este tipo relacionado con el caso y con un banco internacional.

Parmalat Finanzas ha explicado que el pago fue recibido el lunes después de que el Gobierno italiano diera su visto bueno. En la actualidad, la compañía esta dirigida por un administrador nombrado por el Ejecutivo, Enrico Bondi, que ha demandado a decenas de sociedades italianas e internacionales por su presunta ocultación de la inminente crisis de la compañía poco antes de que se produjera el escándalo, en diciembre de 2003.

Con este desembolso, que Morgan Stanley ya descontó de sus resultados trimestrales, la compañía da por zanjadas todas las demandas en curso y las que pudieran realizarse en el futuro, incluidas compensaciones por daños.

Los litigios zanjados son consecuencia de transacciones realizadas antes de que Parmalat tuviera que acogerse a la legislación extraordinaria de quiebras.