_
_
_
_
_
Infraestructuras

El plan inversor del Gobierno da más fuelle a la construcción

Cuando los analistas ya no encontraban razones adicionales que apoyasen nuevas subidas o al menos el mantenimiento de la cotizaciones actuales de las constructoras españolas, el impulso dado por el Gobierno a su ambicioso plan de infraestructuras se ha convertido en otro factor que puede asegurar el crecimiento sostenido de los ingresos de estas empresas en los próximos años.

El Plan de Infraestructuras y Transportes (PEIT), que se desarrollará entre 2006-2020 con inversiones de cerca de 250.000 millones de euros, llegó el viernes al Consejo de Ministros con las constructoras marcando máximos históricos en Bolsa. Sacyr, Ferrovial, ACS, FCC y Acciona están entre los diez valores del Ibex que mejor comportamiento han tenido en lo que va de año.

'La presentación del PEIT por parte del Gobierno supone un nuevo impulso para la cotización de las constructoras porque implica que la cartera de las compañías comenzará a crecer en el segundo semestre con nuevos contratos licitados por el Gobierno central', señala Tomás Pintó, analista de Kepler Equities. 'Además desaparecen las incertidumbres que se habían generado en torno a las intenciones del Ejecutivo que dio a conocer el borrador del plan en diciembre, pero que después dilató demasiado su presentación definitiva', añade.

El plan, en principio favorece a todas las constructoras. 'Sin embargo, creo que las más beneficiada será ACS porque es la que más cuota de mercado tiene en obra civil y si se hubiese retrasado el plan o éste hubiese sido menos ambicioso, es la que más posibilidades tenía de perder cuota. También beneficia a Ferrovial y a FCC, si el sumamos la parte de cemento', indica Pintó.

El analista de Kepler recuerda que 'entre el 30% y el 35% del beneficio bruto de explotación (Ebitda) de esas tres compañías proviene de la actividad de construcción, la mayor parte de obra civil promovida por el Gobierno'. Pintó destaca que Acciona también se verá beneficiada. ' Y Sacyr Vallehermoso, si bien es la menos afectada porque tiene la menor cuota entre las grandes constructoras, tendrá margen asimismo para escalar en ese negocio con los nuevos contratos'.

Por su parte, Alberto Morillo, analista de Consulnor, destaca que las últimas cifras de inversión del PEIT son superiores a las inicialmente previstas. 'El plan, a quince años, aporta visibilidad al sector', resalta. No obstante, como otros expertos, afirma que esas compañías que ya están reflejando en sus cotizaciones los beneficios que la aportará el PEIT 'cuentan además con otros factores para impulsar sus cotizaciones'.

'Sus principales esfuerzos a día de hoy se centran en el proceso de liberalización de infraestructuras en el extranjero, en particular en Estados Unidos', puntualiza Morillo. Es de sobra conocido, según este experto, el excesivo déficit del sector público estadounidense, y una de las medidas tomadas por la Administración Bush es la inversión privada para financiar nuevas carreteras, donde quieren tomar parte las grandes concesionarias y constructoras españolas'. 'En ese escenario, nuestras principales apuestas del sectores son Ferrovial y ACS'.

Marta Cabrera, analista de Safei, cree igualmente que el sector ya ha recogido en sus cotizaciones esta semana la presentación del plan. 'Sin embargo, creo que sus acciones seguirán creciendo porque se trata de un sector en continua expansión'. Para Cabrera, las constructoras más expuestas al negocio ferroviario y que, por tanto, deberían ser las más beneficiadas por las inversiones son ACS (que ya pidió una licencia como gestor de la red) y FCC. 'En cuanto a las autopistas, la puesta en marcha del plan será bueno para Ferrovial, a través de Cintra'. Sus favoritas del sector son precisamente ACS y Ferrovial.

Pintó, de Kepler, manifiesta que en general 'nos gustan las constructoras, pero si tuviésemos que quedarnos con dos serían ACS y Acciona'. Y subraya que, pese a las fuertes revalorizaciones, en terminos de PER (número de veces que el beneficio por acción está contenido en la cotización) las constructoras no están caras. Por su parte, Inés Egido, de Caja Madrid, manifiesta que el PEIT supone un aumento de la inversión cada año respecto al plan vigente en la actualidad. Y pese a que este programa no va a contar con apoyos de financiación de la UE como los obtenidos hasta ahora, declara que contará con un fuerte respaldo público.

La cifra

Las inversiones previstas por el Plan de Infraestructuras y Transportes (PEIT) presentado por el Gobierno asciende a 248.892 millones de euros para el periodo comprendido entre 2006 y 2020. El 50% de la inversión total se destina al ferrrocarril.

Autopistas y cementeras, también beneficiadas

De las inversiones aprobadas por el Gobierno para infraestructuras se van a beneficiar más empresas cotizadas que las constructoras.El niño mimado del nuevo Plan es, de largo, el ferrocarril, que recibirá la mitad de las inversiones. CAF, compañía que diseña, fabrica y mantiene equipos para el sistema ferroviario es, a juicio de los analistas, uno de los valores cuya cotización puede verse impulsada.Las carreteras son el segundo gran destino de las inversiones. En este sentido, compañías que explotan la concesión de las autopistas como Abertis o Cintra puede sacar partida del previsible aumento del tráfico.Además, empresas especializadas en materiales para la construcción, como Cementos Portland o Uralita, verán cómo aumentan los pedidos.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_