_
_
_
_
_
EE UU

El Nasdaq se hace fuerte tras la burbuja

Las 'puntocom' que sobrevivieron la crisis olvidan los viejos 'nuevos paradigmas'

El 10 de marzo de 2000 el Nasdaq, el índice que mide el valor de los valores tecnológicos, rozó los 5.000 puntos cuando un año antes estaba en la mitad. Eran días de euforia que duraron poco.

La burbuja tecnológica estalló y muchas empresas de internet se revelaron huecas. También quedó al descubierto la connivencia de esta industria con la banca de inversión que, interesada en las comisiones que dejaban las transacciones con las puntocom, animó las cotizaciones con análisis muy optimistas.

Pero no fue el fin. A media jornada del viernes el Nasdaq estaba situado en 2.149 puntos, desde los 1.186 de su peor momento en septiembre de 2002, y de la burbuja sólo se habla ya en clave histórica. Nasdaq no murió sino que se hizo fuerte. La razón es que en este mercado cotizan empresas que evolucionan a distinto ritmo pero sobre pilares sólidos. Ahora son una realidad empresarial en un mercado de 200.000 millones de dólares.

Ebay, Amazon y Yahoo son nombres de sobrevivientes con más de diez años en el mercado. No son start-ups sin dinero sino compañías con balances firmes y dinero en caja para invertir. La mayoría de las que llegan nuevas, como Google, lo hacen con fuertes beneficios y una sólida base de clientes. Las tentaciones de ver estas compañías con los criterios de la nueva economía (en los que se primaba la ampliación de la base de clientes y los esfuerzos de marketing) se neutralizan casi de inmediato.

El ejemplo es Amazon. Su cotización ha caído este año un 18% mientras su margen de beneficios en el primer trimestre es del 5,7% frente al 7,2% del año pasado. Jeff Bezos, su presidente, se queja de que haya un excesivo foco en los márgenes y no en las mejoras técnicas.

'Ese argumento de Bezos tendría mérito si diera idea de cuándo van a mejorar los márgenes', dice Safa Rashtchy, analista senior de Piper Jaffray. 'Al final, o los márgenes son altos para ganar dinero o hay una muy amplia base de clientes para aguantarlos bajos. No se puede mantener a los inversores con promesas', añade.

'El concepto que vende es la rentabilidad y los beneficios. La razón por la que Google va tan bien es que tiene fuertes beneficios' dice Rastchy. El buscador más popular de internet nació de la forma más espartana posible a fines de 1998, pero tras salir a Bolsa recuerda a valores de la burbuja. Hace unas semanas rompió el techo de los 300 dólares por acción cuando no lleva ni un año cotizando y su precio de salida fue de 85 dólares.

No obstante los expertos son conscientes de que la empresa no ha hecho ningún split que haya evitado el ruido tras pasar los 300 dólares y opinan que su poco ortodoxo estreno le puso en un punto de partida devaluado. El pasado jueves, Lehman Brothers subió su precio objetivo a 350 dólares la acción. Ese mismo día el valor rozaba los 306 dólares por título.

Aparte del fenómeno Google, el subíndice Nasdaq Computer, que engloba a 617 empresas informáticas y de internet -Microsoft, Intel, Oracle, Sun y Ask Jeeves entre otras-, acumula un alza del 9,61% desde el 31 de diciembre y algunos de sus valores, como Apple viven momentos de euforia. La acción del fabricante del iPod se ha apreciado un 18,8% en lo que va de año y sigue al alza tras comunicar la mayor cifra de ingresos y de beneficio de su historia en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_