_
_
_
_
_
Mercados

El 'hedge fund' español Vega pierde en 2005 el 35% del patrimonio

Una apuesta errónea sobre la dirección de los tipos de interés a largo plazo ha terminado por pasar factura a Vega Asset Management, una de las mayores gestoras de fondos de alto riesgo (hedge funds, en inglés) del mundo, cuya sede se reparte entre Madrid y Nueva York. La gestora ha declarado en una carta a sus inversores que ha sufrido una merma patrimonial de 700 millones de dólares en junio (unos 600 millones de euros), debido a las pérdidas cosechadas por sus fondos y a los reembolsos de los inversores.

Los hedge funds son sociedades de inversión opacas, radicadas habitualmente en paraísos fiscales, cuyo objetivo es obtener rentabilidades al margen de lo que hagan los mercados. Para ello suelen endeudarse para sacar el máximo partido a sus inversiones.

Lo curioso de este fondo es que su raíz es española. Sus fundadores son antiguos directivos del Banco Santander, y se le ha relacionado tradicionalmente con la familia Botín. 'El hijo de Botín Emilio, presidente del Grupo Santander, Emilio, era al principio el que mandaba, pero ahora ya no está', comentan en el mercado. 'En Madrid trabajan desde La Moraleja en un chalet', explica la misma fuente, en referencia a la urbanización de lujo madrileña.

La gestora no ha podido evitar las pérdidas en sus fondos en los últimos meses por primera vez en sus ocho años y medio de historia.

El problema ha sido una apuesta fuerte por la subida de los tipos de interés a largo que ha resultado errónea. Los gestores previeron que el ciclo de subidas de los tipos de interés oficiales en Estados Unidos provocaría una subida de los tipos de interés de los bonos a largo plazo. Algo, por otra parte, lógico en un contexto de mercado normal. Pero sucedió lo contrario. En vez de subir, los tipos a largo se han mantenido en niveles históricamente bajos. El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, llegó a calificar de 'enigma' el comportamiento de los bonos.

El director ejecutivo de la gestora, John Berg, ha anunciado en una carta a sus inversores que todos sus fondos entraron en pérdidas en junio y que se han tenido que liquidar dos de ellos para evitar descensos mayores. En mayo, su fondo Vega Select Opportunities, altamente apalancado, perdió un 8,1%.

Estas pérdidas, unidas a los cuantiosos reembolsos por parte de los inversores, han provocado una caída del patrimonio gestionado desde 10.400 millones de dólares a finales de 2004 a 6.700 millones en junio, es decir, un descenso del 35%. 'Los inversores de hedge funds son muy volátiles y el dinero entra y sale con facilidad', comentan desde una compañía de análisis de fondos.

Eso sí, en esa misma carta, Berg anuncia que la gestora piensa hacer 'todo lo posible para que 2005 no sea el primer año de pérdidas de su historia'.

El 'annus horribilis' de los fondos de alto riesgo

El ejercicio 2005 está resultando extraordinariamente difícil para los fondos de alto riesgo o hedge funds, nombre que reciben en el mundo anglosajón. Varios factores se han alineado para complicar la vida de los gestores de estos fondos, que utilizan de manera generalizada el arbitraje y aprovechan las ineficiencias del mercado para obtener rentabilidades al margen de la dirección que tomen los índices.El primero de ellos ha sido la falta de volatilidad en los mercados. Volatilidad es sinónimo de riesgo para el inversor tradicional. Para el gestor de un hedge fund, cuanto más oscilen los mercados más oportunidades existen de arbitraje entre dos activos.Otro factor en contra son los bajos tipos de interés. Aunque en Estados Unidos han comenzado a subir los de menor plazo, los de largo plazo siguen en cotas muy bajas, con lo que extraer rendimientos resulta complicado, aunque tan sólo sea por el cupón que se recibe al comprar un bono.En tercer lugar, la masificación de la industria de hedge funds ha reducido enormemente las oportunidades de inversión. El patrimonio del sector se ha multiplicado por diez en tan sólo cinco años y existen ya 8.000 fondos en el mercado.Si de lo que se trata es de aprovechar las ineficiencias de los mercados y muchosgestores hacen lo mismo a la vez, las oportunidades terminan por desaparecer.El problema es que, para tratar de extraer más rentabilidad, los fondos asumen cada vez más riesgo.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_