Valoración

La elevada prima de Fernández-Pujals

A efectos de valoración, las empresas son como las casas. Digan lo que digan los informes, valen lo que otro esté dispuesto a pagar por ellas. Jazztel no es una excepción. El viernes cerró a 1,1 euros porque los accionistas creen que ése es su precio justo. Dado su número de acciones, esta referencia significa que la empresa vale 1.067,8 millones de euros en Bolsa. No hay lugar para discusiones.

Pero al margen del veredicto del mercado, hay veces en que la venta de la casa del vecino puede llegar a decir mucho de la transacción que se está realizando con la propia. Y eso es lo que ha sucedido con la compra de Comunitel por parte de Tele2.

Comunitel y Jazztel tienen muchas facetas coincidentes y otras tantas que les diferencian. Se dedican al mismo negocio, captar clientes de telecomunicaciones, aunque la primera está más enfocada al segmento empresarial y la segunda al residencial. Otra similitud es la facturación. Comunitel ingresó 174 millones el año pasado y Jazztel sólo un poquito más, 205,5 millones. Esta diferencia de cifra de negocios puede compensarse con el Ebitda, puesto que la empresa que acaba de ser adquirida por Tele2 es rentable desde 2003 y Jazztel está muy lejos de serlo. De hecho, los números negros en esta línea de la cuenta de resultados no se esperan hasta 2006.

Otra similitud es que ambas compañías están en pérdidas, aunque a mucho camino de distancia. Comunitel tuvo un déficit de 18 millones en 2004. El de Jazztel fue cinco veces superior.

Pese a estos precedentes, Jazztel vale en Bolsa 1.067,8 millones. Comunitel ha sido valorada en 257 millones para la transacción que ha modificado su propiedad, cuatro veces menos. Y ello, sin tener en cuenta que en las cifras de Comunitel está incluida la deuda y en las de Jazztel no. Si se sumara, la distancia sería aún mayor.

Y es que una de las principales diferencias entre una y otra está en el hecho de negociarse en Bolsa. Una vez colocados en el mercado, los valores cotizan expectativas, y está claro que el presidente de Jazztel, Leopoldo Fernández-Pujals, despierta muchas.

Porque es Pujals y no otro elemento el que ha disparado el precio. Antes de que llegara, cada acción valía 0,25 euros y había muchas menos, así que la capitalización no pasaba de 142 millones. Desde ahí ha superado los 1.000 millones. Esa es la prima de precio de Pujals.

Lo más significativo es que Jazztel no parece ser consciente de estas divergencias de precio. En las tradicionales explicaciones que da a sus accionistas a través de su web cuando se producen hechos que pueden ser negativos o representativos para ella, la compañía es tajante. 'Estimamos que el precio que recogen los medios de comunicación como pago por la compra de Comunitel es demasiado alto y que la sociedad no vale ese precio para Jazztel'.

Una de las proyecciones financieras que da la firma de Pujals para justificar su afirmación es el ratio sobre ventas. La valoración de Comunitel implica multiplicar por 1,48 sus ventas de 2004 y eso a Jazztel le parece mucho, sobre todo comparado con Tele2, que cotiza en Estocolmo a 0,9 veces venta.

Con el ratio de Comunitel, la valoración de Jazztel no debería pasar de 304 millones, lo que equivale a multiplicar por 1,48 sus ingresos de 2004. Si se aplica el criterio de Tele2, se quedaría en 185 millones. Pero no es así. En estos momentos, Jazztel cotiza a 5,2 veces ventas de 2004.

A la compañía de Pujals también le parece elevado el ratio de Ebitda pagado por Comunitel, 23 veces el de 2004. Esta vez la comparación es imposible. Sobre el Ebitda negativo de Jazztel el cálculo, simplemente, no se puede hacer.

Pero otra vez el veredicto del mercado es inapelable. La venta de Comunitel se conoció el jueves, con la Bolsa ya cerrada. La reacción bursátil a la noticia se produjo, por tanto, el viernes. La cotización de Jazztel se mantuvo inalterada.

Y ello a pesar de que dos variables la afectaron. La comparación de valoraciones y el hecho de que Jazztel es la más vieja interesada en hacerse con Comunitel. Empezó a negociar su compra antes que los demás y llegó hasta el final, pero ganó Tele2.

La pérdida no afectará a su plan de negocio, asegura Jazztel. Las previsiones de facturar 1.000 millones de euros en 2007 permanecen intactas, añade. Los inversores tienen claro que se lo creen.

Tele2 rozará los 900.000 clientes tras la compra

Tele2 y el accionista principal de Comunitel, Oni, presentaron ayer en sociedad la nueva compañía que nacerá tras la compra de la empresa portuguesa por parte de la sueca. Tele2 tiene en España 800.000 clientes, según los datos divulgados ayer, y Comunitel roza los 80.000, así que la combinación de ambas se acercará mucho a 900.000 usuarios.

Esta cifra no será una realidad hasta mediados de septiembre, ya que antes habrá que esperar al veredicto de las autoridades de competencia en España.

Pese a la diferencia de clientes, está claro que los usuarios empresariales de Comunitel son más valiosos que los de Tele2. La facturación conjunta de la empresa en 2004 hubiera sumado 276 millones de euros y sólo 102 millones proceden de los 800.000 clientes de Tele2.

Entre las promesas realizadas ayer por los directivos de Tele2 está la de mantener la plantilla que asume con la compra de Comunitel. Es de 436 personas, frente a las 30 que tiene en España la sueca. Aún así, el consejero delegado de la filial, Jean Donadieu de Lavit, afirmó que los necesitarán a todos en la nueva etapa, que pasa por apostar fuerte en ADSL y en los clientes empresariales. Porque precisamente esos han sido los determinantes de la adquisición para Tele2, según Rafael Vilaplana, director general en España de Altium Capital, el asesor de la sueca en la venta. Las fuertes sinergias, añade, han permitido hacer la mejor oferta y ganar a otros seis rivales.