_
_
_
_
Medios de comunicación

Bruselas quiere regular las emisoras de radio en el ámbito europeo

La nueva regulación europea del sector audiovisual se centrará en los contenidos y no, como hasta ahora, en el canal de distribución por excelencia (televisor). El cambio legislativo que prepara la Comisión Europea puede suponer que, por primera vez, las emisoras de radio caigan bajo la lupa comunitaria.

Ayer empezó la cuenta atrás para la nueva regulación comunitaria sobre la retransmisión de contenidos audiovisuales en los 25 países de la Unión Europea. La Comisión Europea ha abierto un período de consultas con el sector hasta el 5 de septiembre, pero no tiene dudas sobre el resultado del proceso.

'Las normas actuales deben ser abolidas', sentenció ayer la comisaria Europa de Sociedad de la Información, Viviane Reding. Bruselas considera que la evolución tecnológica ha dejado obsoleta la norma aprobada en 1989 y enmendada en 1995. Incluso el nombre suena anacrónico: directiva sobre televisión sin fronteras.

La nueva ley europea ya no se centrará en el televisor como principal canal de retransmisión de contenidos audiovisuales. Será, en cambio, una norma neutral desde el punto de vista tecnológico para regular la recepción de contenidos a través de cualquier plataforma, desde la pantalla del ordenador, a la del móvil.

Los expertos barajan también 'la inclusión de la radio en el ámbito de la directiva', según la Comisión. Una posibilidad que las emisoras de radio rechazan sin ambages. 'Prefieren una regulación nacional', reconoce la Comisión Europea. 'La radio transmite contenidos como cualquier otro canal y, por tanto, debe estar sujeto a ciertas normas', defienden fuentes comunitarias la futura regulación. Los operadores de satélite también abogan por la inclusión de la radiodifusión entre los contenidos sujetos a la nueva directiva.

Las emisoras de radio habían escapado hasta ahora a la normativa comunitaria sobre autorización, publicidad, patrocinios o protección de menores. La directiva actual, por ejemplo, limita los minutos de anuncios por hora en televisión y prohíbe la publicidad de productos como el alcohol o el tabaco.

La nueva directiva sobre contenidos audiovisuales endurecerá y modernizará alguna de esas directrices. Bruselas también quiere ofrecer mayor discrecionalidad a los Estados para controlar las retransmisiones desde países vecinos.

Pegas al 'interés general'

La modernización de la normativa audiovisual de la Unión Europea tiene un límite: Bruselas se declara incapaz de dictar normas sobre las garantías de pluralidad informativa que deben cumplir los Estados. La Comisión Europea sí se muestra más proclive a reformar el artículo de la directiva actual que permite a las autoridades nacionales establecer una lista de los acontecimientos, nacionales o internacionales, que deberán transmitirse en abierto por su 'interés general'.Bruselas medita si esa posibilidad, que casi siempre se aprovecha para eventos deportivos, no debería estar sujeta a una autorización comunitaria.Otra novedad añadida sería el reconocimiento del derecho de los canales europeos de televisión a reclamar a los rivales de un país vecino un resumen de los acontecimientos más significativos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_