_
_
_
_
Comisión Europea

La UE registra la oficina de Intel en Madrid por sospechas de monopolio

La Comisión Europea registró ayer las oficinas del mayor fabricante de microprocesadores del mundo, Intel, en varias ciudades europeas: Madrid, Múnich, Milán y Swindon (Gran Bretaña), así como las de algunos fabricantes de PC, como las de Dell en Inglaterra.

La inspección, llevada a cabo por funcionarios de la Comisión y responsables nacionales de competencia, forma parte de la investigación emprendida por las autoridades europeas sobre la firma estadounidense por posibles prácticas monopolísticas, según explicó un portavoz del ejecutivo europeo, Jonathan Todd.

Fuentes de Intel España se limitaron a confirmar la noticia y aseguraron que 'nuestra práctica es siempre colaborar'. Este varapalo al fabricante de chips ocurre pocos días después de que su rival AMD presentara en EE UU una demanda contra Intel, a la que acusaron de coaccionar a los fabricantes de ordenadores para evitar relaciones de negocio con AMD. En la citada denuncia, se cuentan múltiples casos 'de abuso' como los de Dell, Sony, Toshiba, Gateway o Hitachi, 'coaccionadas para formalizar contratos de exclusividad a cambio de pagos de dinero, fijación discriminatoria de precio o subsidios de marketing condicionados a la exclusión de AMD.

Todo ello se suma, además, al fallo el pasado mes de marzo de las autoridades japonesas de que Intel había violado las leyes antimonopolio de Japón, al ofrecer descuentos a cinco fabricantes de PC que aceptaron no comprar o limitar sus adquisiciones de chips producidos por los rivales de Intel, AMD y Transmeta. Las cinco compañías señaladas fueron Hitachi, Sony, Nec, Fujitsu y Toshiba.

La Comisión Europea lleva tiempo trabajando estrechamente con las autoridades japonesas para ver cómo procedieron ellos en este caso.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_