Petrolera

Repsol YPF invierte 108 millones en extraer crudo y gas en México

La petrolera Repsol YPF invertirá 130 millones de dólares (unos 108 millones de euros) para la puesta en marcha de un campo de petróleo y gas en el Golfo de México que entrará en producción en 2007, según informó ayer la compañía.

Este campo, denominado Neptune y participado en un 15% por Repsol YPF, requerirá una inversión total para su desarrollo de 850 millones de dólares (708 millones de euros). Cuenta con unas reservas entre 100 y 150 millones de barriles y tendrá una producción máxima de 50.000 barriles de petróleo y 50 millones de pies cúbicos de gas al día.

El campo Neptune, a unos 180 kilómetros de la costa estadounidense de Louisiana, comprende bloques exploratorios del área Atwater, a una profundidad entre los 1.300 metros y 1.981 metros. La plataforma de producción se instalará a 1.300 metros de profundidad.

REPSOL 13,75 1,25%

Las reservas del campo Neptune se estiman entre los 100 y 150 millones de barriles equivalentes de petróleo (bep) y para el desarrollo de sus pozos se aplicarán diseños ya implementados con éxito en aguas profundas del Golfo de México.

El inicio de la producción del campo está previsto para finales de 2007 mediante siete pozos submarinos unidos a la plataforma. El crudo y el gas se transportarán a la costa a través de las vías troncales ya existentes Caesar y Cleopatra

El consorcio Neptune está formado por la compañías Maxus (US) Exploration, filial de Repsol YPF (15%), BHP Billiton (35% y operador), Marathon Oil Corp. (30%) y Woodside Energy (EE UU)., subsidiaria de Woodside Petroleum (20%).

El desarrollo del proyecto Neptune sigue la estrategia de crecimiento del negocio de exploración y producción (upstream) de Repsol YPF prevista en el Plan Estratégico 2005-2009.