Automoción

PSA reclama a los países de la UE que implanten un Plan Prever

Los principales fabricantes europeos de automóviles tratan de buscar salidas para el estancamiento de las ventas y el envejecimiento del parque automovilístico europeo. El último ha sido el presidente de PSA, Jean Martin Folz, quien ha propuesto una solución que ya se aplica en España desde 1994: implementar un Plan Prever comunitario.

El primer ejecutivo de PSA recomienda a los países de la Unión Europea que para bajar las emisiones de gases contaminantes y revitalizar la matriculación de automóviles hay que ofrecer y dar dinero a los propietarios y futuros compradores.

El directivo galo es, eso sí, más generoso que lo es actualmente el Ministerio de Economía y Hacienda español. Folz considera 1.000 euros la ayuda necesaria, según recoge el rotativo Financial Times.

El Plan Prever español que actualmente esta vigente ofrece entre 480,8 y 721,21 euros al comprador.

'La decisión más inteligente que podrían tomar las autoridades comunitarias sería la de subvencionar la eliminación de los coches antiguos', aseguró en declaraciones a un grupo de periodistas.

No en vano, el directivo de la multinacional francesa estima que la mayor parte de la polución que emana de los tubos de escape de automóviles proviene de modelos fabricados antes del pasado 1993, cuando se introdujo la primera regulación medioambiental en el sector.

Ayudas

Esta medida, además, podría servir de ayuda a los fabricantes para cumplir las exigencias de Bruselas. La Comisión ha introducido numerosas normativas para limitar la emisión de gases por parte de los medios de transporte.

Para 2008, el organismo comunitario ha limitado a 140 gramos la emisión de dióxido de carbono. El transporte es responsable de un 28% de emisiones de CO2 en la UE, y de ese porcentaje, el transporte por carretera representa alrededor del 84%. La mitad de esta tasa se atribuye a los vehículos de pasajeros.

La iniciativa propuesta por el directivo francés lleva usándose en España desde el año 1994; primero se lanzó con el nombre de Plan Renove y después con el de Plan Prever. Desde entonces, estos programas de ayuda al achatarramiento han impulsado la baja de más de 2,7 millones de vehículos.

Ahorros

El año pasado los españoles se ahorraron 264 millones en la compra de sus vehículos gracias a este programa, lo que supone un aumento del 46,6%. En total, se acogieron al Prever 454.119 vehículos, el 26,6% más.

Sin embargo, a pesar del continuo crecimiento en la utilización de estos programas, el número de turismos con una antigüedad superior a diez años mantiene un incremento desde el ejercicio 1994, año en el que se puso en marcha el primer Renove. Esta alza ha sido del 3% desde 1998. De los 2,7 millones de vehículos que se han acogido a los sucesivos planes entre 1994 y 2004, 2,5 millones correspondieron a turismos.