Comisión Europea

Un caso de manipulación bursátil salpica la CE

Las autoridades bursátiles francesas están investigando un caso de información privilegiada que podría tener su origen en la dirección general de Competencia de la Comisión Europea, según reveló ayer el diario parisino Le Figaro.

Los funcionarios de ese departamento fueron de las primeras personas que en junio de 2003 tuvieron noticia de la intención del fabricante de aluminio canadiense Alcan de adquirir su rival francesa Pechiney.

Ese mismo mes, se sucedieron una serie de operaciones de compra-venta de acciones de Pechiney en la Bolsa francesa que, según el diario, pudieron reportar plusvalías de hasta cinco millones de euros.

En los días previos al anuncio oficial de la OPA. hecho el 7 de julio, cambiaron de manos 11 millones de acciones de Pechiney de un total de 82 millones. El informe de la Autorité des marches financiers (AMF) que cita Le Figaro afirma que 'Alcan entró en contacto con las autoridades europeas el 13 de junio. El 16 de junio solicitó por escrito una reunión para el 20 de junio. Pues bien, las órdenes se produjeron el 18 y 19 de junio'.

Investigación interna

La Comisión resaltó ayer que en los 3.500 expedientes de fusión que ha revisado 'no ha habido ni un sólo caso de información privilegiada' y que todos los funcionarios 'firman un código ético' por el que se comprometen a no aprovecharse de la información a la que tengan acceso.

La dirección general de Competencia ha llevado a cabo, además, una investigación interna sobre los siete funcionarios que conocían los contactos con Alcan 'y considera que las acusaciones son infundadas'.

Morgan Stanley

El informe de la autoridad bursátil francesa que cita Le Figaro menciona también una reunión del consejo de administración de Alcan, a la que asistieron analistas de Morgan Stanley, tras la cual la negociación de títulos de Pechiney aumentó un 160%.