EDITORIAL

Fortaleza en los hogares

El consumo privado, pilar junto a la construcción del crecimiento de la economía española, goza de buena salud. Según la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares, el consumo total de los hogares se incrementó un 6,75% el primer trimestre, la mejor tasa desde los primeros meses de 2001. Esta positiva evolución es imputable, además de al aumento de la renta, al mayor número de hogares. Pero si se considera cada hogar individualmente, el crecimiento interanual también muestra una notable fortaleza: 4,7%. A la vez, disminuye el número de hogares que tiene dificultades para llegar a fin de mes. Son datos que avalan la salud financiera de las familias españolas, pero que no deben servir para bajar la guardia. En la parte gris del cuadro están el elevado endeudamiento de las familias, del que el Banco de España no deja de advertir, y el deterioro de las expectativas futuras. Eso sin olvidar que, a pesar de la mejora, más de la mitad de los hogares (54,7%) confiesa dificultades para llegar a fin de mes y uno de cada seis no puede apenas destinar dinero al ahorro.