Privatizaciones

China saca a Bolsa 42 de sus grandes empresas estatales

Un total de 42 grandes empresas estatales, entre ellas la mayor siderúrgica nacional de China, podrán ampliar su oferta de acciones en el mercado de valores, según una decisión de la Comisión Reguladora del Mercado de Valores china.

China profundiza así su avance hacia la descentralización y liberalización de su economía, permitiendo un mayor papel a los accionistas minoritarios sobre los inversores institucionales, quienes hasta ahora se reservaban dos tercios de las acciones, llamadas "no convertibles".

Baosteel (líder nacional en la fabricación de acero), la petroquímica Sinochem o CITIC (la mayor financiera china) son tres de las compañías que liberalizarán su presencia en Bolsa, según el anuncio oficial.

Hasta ahora, la presencia de estas compañías en Bolsa era controlada por el Gobierno y, aunque cotizaban en los mercados de valores chinos, por ley sólo podían mantener en ellos un tercio de sus acciones.

Un mercado falseado

Según los analistas, esto supone un lastre para el desarrollo de un mercado de valores que realmente refleje la situación económica de China, ya que pese al crecimiento económico del país, las bolsas de Shanghai y Shenzhen han registrado una tendencia casi continuamente descendiente en sus índices desde que fueron creadas, en 1990.

Como primer paso en la flexibilización de capital de las empresas estatales, China lanzó el pasado mes de abril la venta de acciones "no convertibles" de cuatro pequeñas empresas, y se prepara ahora para dar el gran salto con la venta de 200.000 millones de dólares en acciones estatales de las 42 firmas mencionadas.

Con la venta de las acciones, el Gobierno espera financiar el sistema de seguridad social, que se desmoronó con el fin de la economía planificada y actualmente sólo cubre la atención médica de aproximadamente un 10 por ciento de la población china. En todo caso, el Gobierno chino mantendrá el control final sobre las empresas estratégicas.