Software

Los problemas de Mozilla con su marca

El navegador de la Fundación Mozilla nació en 2002 con el nombre de Phoenix, pero este tuvo que abandonarse en abril de 2003 por problemas de marca -una compañía informática tenía la misma denominación registrada-. Phoenix pasó a llamarse entonces Firebird, pero por el mismo motivo tuvo que cambiar en febrero de 2004 a Firefox. Pese a esta conflictiva trayectoria, más de un año después de lanzar el navegador, Mozilla no posee aún esta marca comercial en muchos países.

Los problemas que en sus primeros pasos sufrió Firefox porque los nombres elegidos ya estaban registrados no parecen haber animado a la Fundación Mozilla a elegir una denominación para su navegador libre que evite futuras disputas. En todo caso, el hecho de que el nombre del navegador no haya sido registrado aún en algunos países parece derivar la lentitud con que se llevan a cabo estos procesos.

En EE UU, por ejemplo, la solicitud ante la Oficina de Patentes y Marcas (USPTO en sus siglas en inglés) fue presentada el 22 de diciembre de 2003, y según los datos que este organismo ofrece en Internet -actualizados por última vez en abril- "la revisión previa al registro para esta aplicación (...) ya se ha completado y su registro se está tramitando".

En el organismo británico que lleva a cabo el registro de marcas, la Fundación Mozilla realizó la solicitud hace ahora un año , el 21 de junio de 2004. El sitio en Internet de la Oficina de Patentes y Marcas muestra, además de ésta, otras dos solicitudes para el mismo nombre posteriores a la realizada por los desarolladores del navegador, pero ninguna de ellas parece corresponder a un producto cuya actividad choque con la de Firefox.

El nombre ya está registrado en Reino Unido y España

El problema en este país podría surgir por conflictos con los productos de una compañía llamada The Charlton Group, que en diciembre de 1995 registró el nombre de Firefox para sus "programas informáticos para manejar comunicaciones y conectividad". Pero la Fundación Mozilla parece haber abordado ya este problema. Si en el navegador se despliega el menú 'Ayuda' y se hace clic sobre la opción 'Acerca de Firefox', se muestra un mensaje con información sobre la marca y la propiedad intelectual. En su versión en español el texto afirma: "Algunos derechos de marcas registradas usados bajo licencia de The Charlton Group". Esto quiere decir que esa empresa ha dado permiso para usar el nombre, ya sea de forma gratuita o pagando a cambio de la licencia.

Según informa hoy la página especializada en tecnología ZDNet.com, la Fundación Mozilla podría encontrarse un problema similar al de Reino Unido en Alemania, donde Firefox ha sido registrado como marca comercial por una empresa llamada Firefox Communications. Además del navegador, también el programa para gestionar el correo electrónico Thunderbird está aún pendiente de registrar su nombre en los países anteriormente citados.

En España existe ya un registro con el nombre de Firefox, pero no se corresponde con el navegador. Según el sitio en Internet de la Oficina Española de Patentes y Marcas la concesión figura a nombre de un particular y se encuentra en vigor para productos como "prendas de vestimenta deportiva y toda clase de calzados, en especial deportivos".