Vinos

La bodega Viña Hermosa invierte en mejorar el proceso de crianza

Viña Hermosa, una pyme bodeguera creada en 1998 por el especialista en la elaboración de vinos Santiago Ijalba, destinará 800.000 euros a la ampliación de sus instalaciones en Gimileo (La Rioja). Según su propietario, 'se trata de un proyecto cualitativo y no cuantitativo, ya que no perseguimos el incremento de ventas, sino conseguir que nuestros vinos estén en mejores condiciones técnicas durante el periodo de crianza'.

Ijalba, que lleva trabajando en el sector desde 1964 como ejecutivo y director de bodegas históricas de la Denominación Rioja, ha decidido expresar su experiencia profesional en un proyecto 'capaz de alcanzar la excelencia, no sólo a través de la calidad, sino en todas y cada una de las fases del proceso productivo', en expresión del promotor de viña Hermosa.

La ampliación de la bodega se ubicará en una finca de 45.000 metros cuadrados, que serán destinados a viñedos propios. Dado el carácter selecto de sus vinos, Viña Hermosa ha creado un club cuyos socios tendrán preferencia en la adquisición de sus crianzas y reservas y podrán utilizar las instalaciones de la bodega para sus actos sociales o de empresa.

Santiago Ijalba subraya que 'no se trata únicamente de ofrecer unos vinos de alta calidad, sino también la cultura y el particular entorno en que estos caldos se producen'. De ahí que la bodega se haya ubicado en un paraje compartido con la ermita de San Felices.

El promotor de Viña Hermosa asegura que 'la apertura de la bodega a la celebración de actos sociales responde a la concepción del vino, no como un producto aislado, sino como parte de un mosaico cultural'.