Hospitales

IDC Capio y USP reclaman una agencia de calidad independiente

Las dos mayores gestoras de hospitales privados en España, IDC Capio y USP, coinciden en reclamar una agencia independiente que valore la calidad de los centros hospitalarios.

En pocas ocasiones han estado tan de acuerdo Víctor Madera y Gabriel Masfurroll, presidentes de las mayores gestoras de hospitales privados en España, IDC Capio y USP.

Los dos ejecutivos ponen encima de la mesa de la Administración una iniciativa que de llevarse a cabo revolucionaría el mundo de la sanidad privada. A la que se adhiere también las clínicas Ruber, pertenecientes a la familia Bergaz.

Estas compañías proponen que los hospitales privados, y también los de titularidad estatal, hagan públicos sus principales indicadores de calidad asistencial -tiempos quirúrgicos, tasa de infecciones, estancias medias por proceso, tasas de reingresos, entre otros- para que los usuarios puedan comparar la pericia médica de las distintas instituciones.

El primer paso está dispuesto a darlo el grupo Ruber, con dos centros de gran prestigio en Madrid. La clínica Ruber trabaja desde hace tiempo en un nuevo diseño de web que incorporará estándares asistenciales, ha explicado Alfredo Sánchez Bustos, director médico.

Víctor Madera, presidente de IDC Capio España, considera que antes de hacer público cualquier baremo 'se necesita consensuar y validar científicamente los estándares; de lo contrario, siempre saldrán ganando las instituciones con menos capacidad inversora', advierte.

La propuesta de IDC Capio y USP implicaría la participación de todas las instituciones sanitarias del país y pasa por la creación de una Agencia de Evaluación independiente cuyo principal cometido sea la elaboración de un catálogo de clasificación de calidad asistencial. 'Una guía Michelin de la sanidad', en palabra de Gabriel Masfurroll, presidente de USP Europa y uno de los empresarios que más tiempo lleva reclamando una iniciativa de este tipo.

Este organismo de carácter independiente, por tanto ni público ni privado, definiría los ratios y parámetros de calidad de la sanidad española con la colaboración de una escuela de negocios o una Universidad que facilitara el soporte de investigación.

En opinión de Gabriel Masfurroll, 'esta Agencia de Calidad debería aglutinar tanto a los hospitales públicos como privados con la idea de acabar con dicha dicotomía, algo obsoleta, dado la colaboración existente en la actualidad entre el sector público y el sector privado, y clasificar los hospitales entre buenos y mejores, atendiendo a su calidad asistencial, hotelera, tecnológica, investigadora y docente'.

En la actualidad la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud trata de impulsar indicadores de calidad en el sector, pero por ahora parecen más destinados a los profesionales sanitarios que a los pacientes. Además trabaja en la elaboración de un Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud con el apoyo del Consejo Interterritorial.

Víctor Madera, con voz en una multinacional

Víctor Madera forma parte del Comité Ejecutivo Europeo de la multinacional sueca Capio desde que hace medio año esta compañía adquiriera Ibérica de Diagnóstico Cirugía (IDC), el primer grupo privado hospitalario español por facturación. Madera, que presidía IDC, es ahora el consejero delegado de IDC Capio para España y Portugal y tiene una participación inferior al 1,5% en el grupo sueco, que podrá vender si así lo desea el próximo año.

En su opinión, la empresa requería asociarse de alguna manera con un grupo internacional para seguir creciendo, idea plenamente compartida por la firma de capital riesgo CVC, que en 1998 se hizo con algo más del 80% de la empresa hospitalaria española.

Aunque Madera recientemente ha declarado que tras la venta a Capio los planes de expansión de la empresa han de esperar a que sea digerida la integración, lo cierto es que desde su puesto se espera que más pronto que tarde realice alguna compra en Portugal. Además ha competido durante el primer semestre con su colega Masfurroll por hacerse con la gestión de los hospitales de Cruz Roja en España, un proceso que finalmente ha quedado desierto, al igual que el palmarés este año de su equipo de toda la vida, el Real Madrid.

Gabriel Masfurroll, fe en un proyecto

Gabriel Masfurroll pasó un año en Estados Unidos a principios de los años noventa buscando inversores que creyeran en su proyecto, la creación de un potente grupo privado de gestión hospitalaria. No lo logró, pero tampoco desistió de su intento y este ex nadador de fondo ahora preside USP Europa.

Masfurroll logró convencer a mediados del pasado año a la sociedad española Mercapital, que tomó el 65% de la compañía en una operación valorada en 217 millones de euros. Juntos esperan convertirse en el líder europeo de la gestión privada de los hospitales y la empresa ultima adquisiciones que posiblemente sean anunciadas este mismo año.

Mientras tanto, Masfurroll, que asegura haberse endeudado 'hasta las cejas' en su aventura empresarial, fomenta las relaciones públicas. El ejecutivo español ha participado en el comité de expertos de la Generalitat de Cataluña sobre la sanidad pública y hasta hace poco se le podía ver en el palco de autoridades del estadio del Fútbol Club Barcelona, equipo del que era vicepresidente. Lo que no le ha impedido incluir en su libro Aprender de los mejores, escrito a mano y presentado este año, a madridistas como Florentino Fernández o Emilio Butragueño.