Fondos de inversión

Luxemburgo e Irlanda venden el 60% de los fondos europeos

El mercado único europeo de fondos de inversión va tomando forma. Sin embargo, la venta transfronteriza de fondos se circunscribe a unos pocos mercados: Luxemburgo e Irlanda concentraron en 2004 el 60% de las suscripciones netas transfronterizas en Europa, según la asociación europea de fondos de inversión (Efama).

Luxemburgo e Irlanda, dos de los principales centros financieros de Europa, son plazas atractivas para el registro de fondos de inversión con pasaporte europeo, es decir, fondos que se pueden vender en toda la UE mediante su registro en un país de la Unión. Estos países tienen una regulación más laxa, el proceso de registro es más ágil y la actitud del supervisor es favorable.

Eso explica que numerosas gestoras europeas hayan optado por registrar ahí sus fondos de cara a venderlos en toda la UE. Según datos de Efama, la asociación europea de instituciones de inversión colectiva, el 60% de la venta neta de fondos con pasaporte europeo que se produjo en 2004 eran fondos domiciliados en Luxemburgo e Irlanda.

Los flujos netos de capital hacia fondos domiciliados en Luxemburgo alcanzaron los 113.700 millones de euros, de un total de 234.000 millones. Irlanda atrajo 30.000 millones; cifra similar a la de España, con 24.000 millones, pero con la diferencia de que las ventas españolas son casi en su totalidad a inversores domésticos. Por el contrario, las ventas en Luxemburgo y Dublín son en su gran mayoría transfronterizas.

'Estos datos demuestran que el mercado único comienza a ser una realidad', señala Wolfgang Mansfeld, presidente de Efama, de visita ayer en Madrid.

Mansfeld reconoce que es práctica común de las gestoras europeas domiciliar los fondos en Luxemburgo o Dublín para luego venderlos de nuevo en su país de origen. 'Pero hemos calculado que no más del 10% de las ventas de fondos en estos países obedecen a esta práctica', afirma. 'El resto son ventas auténticamente transfronterizas'.

Para Mansfeld, no supone ningún problema el que dos o tres centros concentren las ventas paneuropeas de fondos, siempre que esos centros respeten los mínimos regulatorios que exige la UE.

Las suscripciones netas de fondos con pasaporte europeo crecieron un 5% en 2004, hasta los 234.000 millones de euros. La industria tiene unos activos valorados en 4 billones de euros.

'Hedge funds' La asociación europea de fondos apoya su registro

¦bull;Efama, la asociación europea de fondos, cree que no es bueno aumentar la regulación sobre los fondos de alto riesgo o hedge funds. 'Si estuvieran regulados no serían hedge funds', sostiene su presidente, Wolfgang Mansfeld.

¦bull;Mansfeld, sin embargo, sí apoya la creación de un registro para saber quién los gestiona y en qué riesgos incurre.

¦bull;La asociación descarta la creación de un mercado único de hedge funds puros, porque no se venden al pequeño inversor. Pero sí podrían armonizarse los fondos de fondos hedge.

Recetas para avanzar hacia el mercado único

Reducir los costes

Efama, la asociación europea de instituciones de inversión colectiva, cree que una de las vías para ahondar en el mercado único de fondos es la bajada de los costes que sufre el partícipe, y que a juicio de su presidente son aún muy elevados. Asimismo Efama cree que habría que aumentar el asesoramiento al inversor.

Simplificar el registro

Hacer más sencillo el registro de fondos. Esta es una de las conclusiones que contiene el Libro Verde sobre el sector de fondos de inversión que publicará la Comisión Europea en julio. Otra de las recomendaciones se refiere al asesoramiento de los inversores, en un entorno de oferta de fondos tan amplia.

Armonizar nuevas figuras

El mercado único de fondos es posible porque existe la figura del pasaporte europeo. Sin embargo, hay muchos fondos que no tienen pasaporte porque no se ajustan a la legislación europea. Está prevista una nueva directiva Ucits (de fondos europeos) para abrir la legislación a nuevas figuras de fondos.

Más poder para el CESR

El CESR, el comité de reguladores y supervisores europeos, es un órgano consultivo que trabaja mano a mano con la Comisión Europea para la reforma de los mercados europeos. Wolfgang Mansfeld, presidente de Efama, cree que CESR debería tener más poder, más allá del consultivo, para acometer reformas.