Consejo

JPMorgan advierte de las malas perspectivas para la renta variable

Las perspectivas de beneficios empresariales en EE UU son excesivas. Es la opinión de JPMorgan, que aconseja infraponderar la renta variable a nivel global. 'Aunque el mercado probablemente no está descontando otro año de crecimientos de dos dígitos, no creemos que haya suficiente soporte a la baja para absorber el impacto negativo de un crecimiento de beneficios en 2006 más próximo a la tendencia normal', explica en un informe Abhijit Chakrabortti, jefe de estrategia del banco.

JPMorgan se aleja tanto del consenso que sus perspectivas de crecimiento de los beneficios de las empresas que cotizan en el S&P 500 son nulas para el año que viene. El consenso de mercado recabado por la gestora Thomson Financial refleja una previsión del 10,5%. Los mejores sectores serán el de consumo cíclico, con un crecimiento del 19% y las tecnológicas, con un incremento del 16%.

El consejo de estrategia de JPMorgan a corto plazo es sobreponderar las farmacéuticas y empresas de bienes de consumo, mientras que aconseja infraponderar las eléctricas, las tecnológicas y también al sector financiero en general.

La entidad prevé un crecimiento nulo en los resultados de las empresas que cotizan en el índice S&P 500

Pero no todas las regiones son igual. 'La zona euro tiene pocas probabilidades, desde nuestro punto de vista, de sorprender negativamente en cuanto resultados empresariales, por lo que aconsejamos sobreponderar la renta variable de la eurozona frente a las acciones de compañías británicas', añaden los expertos de JPMorgan.

La visión escéptica del banco estadounidense coincide con una creciente preocupación por las perspectivas económicas mundiales, tal como puso de manifiesto la OCDE la semana pasada al rebajar la previsión de crecimiento en 2005 para las 30 economías más desarrolladas del 2,9% al 2,6%.

Poco a poco, son más los bancos de inversión que se apuntan a las perspectivas pesimistas. 'Estamos reduciendo nuestra exposición global a la renta variable e incrementando el peso de los bonos públicos en nuestra cartera', reconocen los expertos de la gestora Schroders. 'Estamos ahora más preocupados por la amenaza que supone el precio del petróleo para el círculo virtuoso de la economía', reconoce la gestora, que recomienda infraponderar la renta variable estadounidense, no ve posibilidades de mejora en Europa y se mantiene relativamente neutral respecto a Asia.

La incertidumbre está creciendo en Asia. En 2004, los expertos apostaban por el resurgir de Japón tras 10 años estancado. Ahora, bancos como Goldman Sachs aconsejan ya reducir posiciones sobre renta variable nipona. El nuevo motor de la región, China, empieza a representar toda una incertidumbre. 'La economía china parece entrar en una segunda fase en las que las beneficiosas oportunidades derivadas de la liberalización del mercado interior serán menos abundantes', advierte Crédit Agricole. De hecho, la Bolsa de Shanghai está en los niveles más bajos de los últimos nueve años.