Plan

La dirección de Iberia lleva a la junta su plan de ahorro de 600 millones

Iberia celebra hoy su junta de accionistas con la vista puesta en el horizonte de septiembre, cuando se trabajará en el nuevo Plan Director 2005-2008.

Desde hace semanas, la dirección de la empresa utiliza el reclamo de este plan para mandar un mensaje a la plantilla advirtiendo que la fuerte competencia de las compañías de bajos costes y el incremento del combustible obligarán a plantear una estrategia de ajuste, a pesar de la perspectiva de beneficio récord que se espera para este año.

Fuentes de Iberia indicaron que el presidente de la empresa, Fernando Conte, podría comunicar a los accionistas la intención de comenzar a elaborar este nuevo Plan, que será presentado en septiembre, y que permitirá a la compañía un ahorro de 600 millones de euros, aunque no se encuentre en las previsiones de la junta.

El anuncio de este nuevo Plan fue realizado por el consejero delegado de la aerolínea, Ángel Mullor, el 16 de mayo, quien indicó que 'estamos diseñando un calendario para los próximos tres años, con la redacción del cuarto Plan Director que nos permita realizar una reducción de los costes con el fin de seguir siendo un grupo rentable'.

El consejo de administración de la compañía tiene previsto también la aprobación de la cuantía global máxima de las retribuciones de los consejeros para el 2005, manteniendo la misma cuantía global máxima que la aprobada para los ejercicios 2002, 2003 y 2004, de 1,5 millones de euros.

Asimismo, se va a proponer abonar a los accionistas un dividendo de 0,05 euros por acción a partir del 27 de junio.