TRIBUNA

Cohabitación mediática in extremis entre Chirac y Jospin

La agónica campaña de los defensores del sí al Tratado Constitucional europeo en Francia sufre, a cuatro días de la incierta consulta popular, una nueva vuelta de tuerca. El ex primer ministro Lionel Jospin el martes y el presidente, Jacques Chirac, esta noche, protagonizan en sendas intervenciones televisivas la última llamada a la 'responsabilidad' de los franceses previa al referéndum del próximo domingo.

Se trata de una cohabitación in extremis entre adversarios políticos, impulsada por un último intento de convencer al electorado indeciso de izquierda, del que depende el sí a la consulta.

La de esta semana será la última de las insólitas alianzas políticas que han dirigido la campaña. La intrusión de intereses partidistas en el debate ha dado lugar a un genuino cóctel, pero no sólo en el campo del sí. Jean-Marie Le Pen, presidente del partido de extrema derecha Front National, comparte bando contra la Constitución con la jefa de filas comunista, Marie-Georges Buffet. El detractor Laurent Fabius, que se ha erigido en candidato para unir a la izquierda hostil a la Constitución, no ha dudado en unirse a José Bové, figura contraglobalización. Una baile en el que sólo ha estado ausente el impetuoso Nicolas Sarkozy, en una alianza consigo mismo de cara a las elecciones legislativas de 2007.