Fondos de alto riesgo

Trichet avisa del riesgo de los 'hedge funds'

Los hedge funds han pasado de ser la panacea de la inversión a convertirse en un problema potencial. Estas sociedades son la panacea para numerosos gestores que, como los españoles, esperan que la legislación abra la mano para poder invertir en estos fondos de carácter opaco. Entretanto, para las autoridades financieras, especialmente para los bancos centrales, se están convirtiendo en un peligro potencial ante la percepción de que está aumentando el riesgo que asumen.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, dijo ayer que los legisladores deberían estudiar el crecimiento de los hedge funds y su papel en el mercado de derivados de crédito antes de legislar al respecto.

Este comentario se suma al que hizo el pasado 5 de mayo el presidente de la Reserva Federal. Alan Greenspan advertía entonces que el crecimiento del mercado de fondos de alto riesgo, que supera el billón de dólares, crea potencial para 'pérdidas inesperadas para los inversores'.

Greenspan y Trichet alertan sobre el uso de los derivados de crédito

El banquero estadounidense mostró su preocupación por el creciente riesgo que asumen estos fondos a través de derivados de crédito y afirmó que los bancos deberían exigir más transparencia a los hedge funds a los que prestan dinero.

La preocupación de los bancos centrales por el desarrollo de los derivados de crédito se refiere especialmente a los CDO, paquetes que se forman con trocitos de diferentes emisiones de deuda con niveles de riesgo distintos. El problema es que muchas veces no se sabe quién está asumiendo el riesgo final de esas emisiones.

Los banqueros centrales no piden de momento legislaciones más restrictivas, pero sí un mayor control. Estos mensajes se producen en un momento en que en Europa varias legislaciones han comenzado a abrir la mano, como es el caso de Alemania. España desarrollará la inversión en hedge funds en el reglamento de fondos que se aprobará previsiblemente antes del verano. Son normas, en todo caso, que sólo permiten que el pequeño inversor acceda a los fondos de alto riesgo a través de fondos de fondos. Ayer mismo, el comisario de Servicios Financieros de la Unión Europea, Charlie McGreevy, se mostraba en contra de una excesiva regulación para los hedge funds.

Los supervisores son conscientes del que los hedge funds dan liquidez al sistema, pero quieren extremar la cautela. Esta semana se reúnen los reguladores bursátiles estadounidenses en Nueva York con un grupo de empresarios para estudiar medidas que reduzcan el riesgo de que los hedge funds provoquen una crisis financiera. Esta reunión responde a una iniciativa del ex presidente de la Fed en Nueva York, Jerry Corrigan, que trabaja con banqueros, intermediarios y gestores para fortalecer el sistema financiero y evitar una crisis como la que creó la quiebra del fondo LTCM en 1998.

Pérdidas superiores al 20%

Varios fondos de alto riesgo o hedge funds, como se les conoce en inglés, han sufrido pérdidas superiores al 20% desde el mes de enero, tras verse atrapados por la rebaja de calificación crediticia de General Motors y Ford que acometió Standard and Poor's.

Según datos recopilados por Bloomberg, al menos dos gestoras de hedge funds, Quadriga Capital Management y Bailey Coates Asset Management, han sufrido pérdidas de importancia en sus fondos por este motivo. 'Algunos hedge funds han estado haciendo surf en el borde y se han visto atrapados', sostiene un gestor entrevistado por Bloomberg.

La escasez de volatilidad y los bajos tipos de interés han limitado las oportunidades de arbitraje en el mercado, obligando a estas sociedades opacas a tomar más riesgo para obtener rentabilidades positivas.

El caso de Ford y General Motors, cuya deuda se ha rebajado al nivel de bono basura, pilló a contrapié a muchos de estos fondos e incluso se llegó a rumorear en el mercado que algunos de ellos habían llegado a quebrar.