Petrolera

El arbitraje de Total y el SCH por Cepsa concluirá en septiembre

Por fin el SCH da cuenta del arbitraje sobre Cepsa. Tras la vista celebrada en La Haya el 2 de marzo, el banco y Total tienen hasta junio para presentar sus conclusiones, lo que llevará el laudo a septiembre. El SCH pide a Total que le indemnice y que actúe de 'buena fe' para negociar una separación de las participaciones.

El arbitraje entre el SCH y la petrolera Total agotará sus plazos. Así se deduce de la información aportada sobre el proceso por el banco a la CNMV, en la que señala que, tras la vista que tuvo lugar en La Haya el pasado 2 de marzo ante el Tribunal Arbitral que lleva el caso, 'el procedimiento continuará con la representación de dos escritos de conclusiones simultáneos por cada parte, en mayo y junio'.

Tras la presentación de estos escritos, el procedimiento finalizará con la emisión del laudo, señala el banco. Fuentes jurídicas aseguran que 'el laudo definitivo se dictará en septiembre o, como muy tarde, en octubre'. Otras fuentes aseguran que la negociación perseguida por el banco 'no ha sido posible y los propios abogados han recomendado que no se negociara'.

En la información que ofrece el SCH, éste reconoce que en el procedimiento Total (que tiene un 37% de Cepsa) ha pedido al árbitro que ordene al SCH que restituya al mercado las acciones que compró en la opa de septiembre de 2003 sobre Cepsa, y que fue la causa del conflicto. El banco posee directamente un 12,3% de la petrolera española y otro 19,9%a través de Somaen Dos (que comparte con la propia Total y Fenosa), propietario del 33% de Cepsa. Asimismo, Total pide que el SCH declare que se han cumplido las condiciones para ejercitar una opción de compra sobre un 4,5% de Cepsa y reclama diversas indemnizaciones.

SANTANDER 2,45 2,34%

Por su parte, el 15 de octubre, el banco contestó a las demandas de Total desestimando todas las pretensiones de ésta, salvo la restitución de la participación económica que tiene a través de Somaen. Además de pedir el levantamiento de las medidas cautelares decididas por el árbitro (que inmovilizó las acciones), el SCH pide que su socio le indemnice por los daños que le ha causado la controversia y los derivados de la adopción de medidas cautelares. Asimismo, exige que se le imponga negociar 'de buena fe' la manera más favorable para las partes de separar las participaciones que le correspondan en Cepsa y de la que es titular Somaen Dos.

El banco se aferra a la Ley de Transparencia

La opa lanzada por el SCH sobre Cepsa en septiembre de 2003 vulneraba, según su socio Total, los pactos parasociales históricos que ambos habían heredado de la filial Elf y el antiguo Banco Central en la petrolera española. El banco, por su parte, se aferraba a la Ley de Transparencia del 17 de julio de ese mismo año, según la cual, dichos pactos no tenían validez, tal como interpreta la entidad.

En este sentido, el SCH, que sufre cautelarmente la inmovilidad de sus acciones en Cepsa por decisión del árbitro, ha pedido a éste 'la declaración de ineficacia de los pactos parasociales contenidos en los acuerdos' de los socios respecto a Cepsa. Además, exige 'la declaración expresa de que no se habría producido una 'divergencia insuperable' entre el SCH y Elf en el sentido de los pactos firmados'. Dicha divergencia motivó el recurso al arbitraje.