Finanzas

Bankinter nombra consejero a Ram Bhavnani, su segundo accionista

El inversor Ramchand Bhavnani, propietario de un 10,1 de Bankinter y segundo accionista por detrás de Jaime Botín, se sentará en el consejo de la entidad cuando se cumplen 20 meses de su entrada en el capital del banco. Bhavnani tiene la autorización del Banco de España para alcanzar el 15%.

Bankinter ha dado por fin su brazo a torcer y ha decidido contentar las aspiraciones del inversor de origen indio Ramchand Bhavnani. æpermil;ste había mantenido un pulso durante los últimos meses con el ex presidente de la entidad, Jaime Botín, por convertirse en el primer accionista del banco. La intención de Bhavnani era presionar de esta manera a la entidad para conseguir ocupar un puesto en su máximo órgano de gobierno. Ayer, logró su objetivo, al aprobar el consejo de administración de Bankinter su nombramiento como consejero, veinte meses después de su entrada en el capital del banco. El cargo será ratificado en la próxima junta accionistas, prevista para dentro de un año.

Este peculiar inversor, afincado en Tenerife, se fijó en Bankinter en septiembre de 2003. Entonces, eligió a esta entidad, en la que adquirió un 5,25%, para invertir los ingresos que había obtenido por la venta del 10,2% del Zaragozano, ahora en manos del británico Barclays. æpermil;stos ascendían a 121 millones de euros, de los que la mitad correspondían a plusvalías. Desde entonces, Bhavnani ha seguido aumentando su participación y actualmente cuenta con un 10,1% del capital, un porcentaje que a los precios actuales de mercado está valorado en 317 millones de euros. Sólo le supera Jaime Botín, que, a través de la sociedad Cartival, tiene un 10,296%. Ambos tienen la autorización del Banco de España para alcanzar el 15%.

Fuentes de la entidad afirman que 'tras haber pasado un tiempo prudente desde su entrada en el capital y al darle cierta estabilidad al accionariado', es lógico que se haya producido su nombramiento como consejero. Con esta nueva incorporación, con la que se cubre la plaza vacante dejada en marzo de 2004 por Emilio Botín, actual presidente de Banco Santander, el consejo de Bankinter queda integrado por 10 miembros. De éstos, dos son ejecutivos (el presidente Juan Arena y el consejero delegado Jaime Echegoyen), cuatro independientes (el vicepresidente Pedro Guerrero, José Ramón Arce, John de Zulueta y Fabiola Arredondo) y cuatro dominicales (Bhawnani, Elías Masaveu, Marcelino Botín-Sanz y Alfonso Botín-Sanz, que representa a la sociedad Cartival).

Entró en la entidad tras vender el 10,2% del Zaragozano y su participación en Bankinter está valorada ahora en 317 millones de euros

BANKINTER 5,33 0,26%

Bhavnani siempre ha mostrado interés por dirigir sus inversiones hacia entidades de tamaño mediano y el tiempo ha demostrado que éstas suelen ser acertadas. Su fama le precede y cada vez que decide entrar en una compañía, ésta se dispara en bolsa. Cuando se desprendió de su participación en el Zaragozano, no dudo dónde colocar estas ganancias. 'Bankinter tiene un gran recorrido. Confío plenamente en su gestión', dijo al adquirir el primer paquete de acciones en la entidad. El inversor ha insistido también en que sus inversiones tienen carácter de permanencia, como ocurrió en el Zaragozano hasta que fue absorbido por Barclays. Además, Bankinter y Bhavnani son viejos conocidos. El inversor había sido anteriormente accionista de la entidad y figuraba como uno de sus mejores clientes.

No es la primera vez que Bhavnani encuentra dificultades. A pesar de ser el segundo mayor accionista del Zaragozano, tuvo que esperar hasta mediados de 2002 para conseguir un puesto en el consejo de esta entidad.

Un inversor atípico que sigue regentando un bazar

Ramchad Bhavnani puede ser calificado como uno de los inversores más atípicos de la banca. Nació en 1944 en Hyderabad (La India), provincia actualmente paquistaní. Afable, campechano y sencillo Ram Bhavnani llegó a España en 1965 sin saber español y lo que es más curioso, pobre. Comenzó a dirigir un pequeño bazar en Tenerife, que en ese momento estaba en pérdidas. Pero como él comenta en varias ocasiones, 'creo que sí que soy un hombre con suerte'. Con suerte o con buena vista para las inversiones consiguió sacar el bazar adelante y en 1983 decidió, junto a su familia, invertir en la Bolsa 120.000 euros. Su primera inversión fue en el Banco Popular y a ésta le siguieron otras incursiones en más bancos. Desde entonces, su fortuna ha subido como la espuma y sólo su participación actual en Bankinter está valorada ya en más de 300 millones de euros. A pesar de todo, sigue regentando con su suegra y su hijo el bazar Casa Kishoo.