_
_
_
_
_
La nueva contabilidad nacional

España deberá aportar al menos 1.000 millones en atrasos a la Unión Europea

España deberá aportar a la UE al menos mil millones de euros por el mayor PIB aflorado desde el año 2000, según la revisión hecha por Estadística. El Gobierno revisará al alza sus previsiones de crecimiento económico.

La afloración de 39.000 millones euros con la nueva contabilidad nacional afectará a las cuentas financieras de España con la Unión Europea en varios aspectos.

El primero de ellos se refiere a la aportación de España a las arcas comunitarias en el periodo vigente (2000-2006). Como ésta varía en función del PNB nacional (indicador similar al del PIB), un alza en la producción nacional incide en la aportación a la UE, aumentando los fondos que España debe entregar cada año.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, no quiso dar ayer una cifra cerrada pero admitió que España deberá abonar una compensación por la riqueza aflorada en el país durante los últimos cinco años.

'Es posible que la cifra de atrasos ronde en torno los mil millones de euros hasta el momento, aportación que habría que satisfacer este año, pero aún no se disponen de datos definitivos, todo lo demás son puras estimaciones', dijo ayer, en rueda de prensa.

El nuevo PIB amenaza también con afectar a las nuevas perspectivas financieras (2007-2013) que están en pleno proceso de negociación política, en el seno de la UE.

Así, Vegara reconoció ayer que un retraso en la citada negociación, perjudicará a España. De momento, los datos con los que cuenta Eurostat y en los que se basa la negociación, son los anteriores a la revisión realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, si se prolongara la negociación más allá de este año se correría el riesgo de dar tiempo a que se utilizaran los nuevos datos. De momento, esta situación está salvada, ya que aún faltan muchos países comunitarios por efectuar esta revisión del PIB, que se está haciendo a escala europea. De momento, ya lo han hecho Alemania, Austria y Holanda. Francia hará pública hoy la suya. Italia, a final de año. En el caso de Alemania, el crecimiento adicional del PIB ha sido del 1,4%, eso sí, a lo largo de los 10 últimos años (el de España, se ha hecho a partir de 2000). Lo que está claro, según Vegara es que España se debe ir acostumbrando a aportar más recursos porque ahora 'es mucho más rica' de lo que lo era hace cinco años.

Por lo demás, el secretario de Estado se mostró satisfecho por la revisión del PIB realizada por el INE porque indica que 'España crece más'.

Vegara resaltó, sobre todo, el aumento de la demanda interna sobre la estimada hasta ahora, 'que se asienta en una mayor inversión privada, principalmente en bienes de equipo'. Concretamente, la tasa de inversión sobre el PIB pasa del 26,5% al 27,8%.

No obstante, hay otros elementos de preocupación como la caída de la productividad, algo que se ha producido, no sólo en 2004, sino a lo largo del último cuatrienio, debido a que el aumento del empleo no se ha visto seguido por un aumento de la producción en la misma cuantía.

'Ello nos reafirma en la necesidad de cambiar el patrón de crecimiento actual hacia sectores intensivos en capital, y una inversión superior en I+D', añadió Vegara.

Los nuevos datos de contabilidad nacional tendrán también su incidencia en los ratios de deuda y déficit, que normalmente se calculan sobre PIB, aunque estas variaciones serán mínimas. La revisión del INE incidirá también en la previsión oficial de crecimiento de la economía. La revisión del 2,7% al 3,1% en el alza del PIB de 2004 por puro efecto estadístico, provocará retoques en el cuadro macroeconómico de previsiones del Ejecutivo para este año.

El Gobierno contaba inicialmente con que el PIB creciera un 2,9% en 2005 (previsiones incluidas en los Presupuestos Generales del Estado), dato que, 'obviamente, se corregirá al alza', según el propio Vegara, teniendo en cuenta que, con las nuevas cifras del INE, el PIB ya crecía al 3,1% a finales de 2004, y todos los datos indican que, durante el primer trimestre de 2005 el PIB ha mantenido un nivel superior al de finales de 2004. Así lo estima el Banco de España.

Sin embargo, el Gobierno esperará previsiblemente a julio para realizar estas correcciones, momento en el que el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, hará públicas las previsiones económicas para el próximo año que se incluirán en los próximos Presupuestos. 'Queremos tener más datos sobre la evolución de los ingresos públicos antes de hacer correcciones', dijo Vegara. El dato que sí hará público en breve el Gobierno es el del techo máximo de gasto del Estado para 2006.

Hoy se discutirá en Consejo de Ministros.

Más información

Archivado En

_
_