Crecimiento económico

El cambio de la contabilidad eleva 0,4 puntos el crecimiento del PIB en 2004 y lo sitúa en el 3,1%

La economía española creció el 3,1% en el 2004, cuatro décimas más de lo estimado inicialmente, tras la revisión del sistema de contabilidad nacional que ha llevado a cabo el Instituto Nacional de Estadística. A partir de ahora el sistema abandona el año 1995 como referencia, y partiendo de 2000, comparará los datos directamente con el año anterior. También se ha revisado la metodología y se ha adaptado a la normativa estadística europea.

Esta revisión supone cifrar en siete décimas más el crecimiento de la economía española en 2001, hasta el 3,5%, en cinco décimas más el de 2002, que se sitúa en el 2,7%, y en cuatro décimas más en 2003, situándose en el 2,9%.

Tras la revisión, se aprecia que el crecimiento estuvo impulsado el pasado año por un aumento de la demanda interna en dos décimas y por un crecimiento en 987.500 puestos de trabajo a tiempo completo, lo que ha tirado del crecimiento hasta el 3,1%.

De acuerdo con los nuevos datos, el Producto Interior Bruto de España ascendió el pasado año a 837.557 millones de euros a precios corrientes, lo que supone 38.885 millones más que la estimación realizada anteriormente, con un incremento del 4,9%.

Base móvil, más precisión

En la nueva contabilidad, el crecimiento no se refiere a un año base fijo, como era habitual en la base 1995, sino que la referencia va a ser móvil, de cada año con el precedente. De esta manera, el crecimiento de cada período se encadenará con los de los ejercicios anteriores y formará una serie temporal de medidas de volumen, que se presentará bajo la forma de números índices.

Junto con los cambios metodológicos, la revisión introduce también una serie de cambios estadísticos, causados por el uso del nuevo censo de población 2001, que se ha visto incrementado por el aumento de la inmigración, y su impacto en la EPA, así como por una nueva estimación de los datos de comercio exterior de bienes y servicios o la incorporación de los resultados de nuevas encuestas coyunturales.

Aumenta la población, el PIB per cápita se estabiliza

El aumento de la población ha tenido su impacto en la revisión del PIB per per. Así, el incremento considerable de la población desde los 41,05 millones de habitantes hasta los 42,6 millones con el nuevo censo ha dado lugar a que el aumento del PIB per cápita en 2004 haya sido muy suave. En concreto, se situó en 19.642 euros, frente a los 19.456 euros de la estimación anterior.

Los datos del INE ofrecen también la nueva estructura de la economía española en 2004, en la que se aprecia que el peso en el PIB del consumo final de los hogares y de las administraciones públicas es prácticamente el mismo, mientras que se incrementa un 1,31% el peso de la formación bruta de capital fijo, que crece tanto por los bienes de equipo (0,6%), como por la construcción (0,13%) y otros productos (0,58%, básicamente por la mejor medición de la promoción inmobiliaria).

En cuanto a las operaciones del sector exterior, si bien tanto las exportaciones como las importaciones reducen su participación en el PIB de manera significativa (-1,32% y -1,42%, respectivamente) debido al saldo menos positivo de la balanza turística y a ajustes en la valoración del comercio exterior de bienes, ambas lo hacen en la misma proporción, por lo que la aportación al PIB del saldo neto exterior apenas se modifica.